Gremiales

El jueves 28 CICOP realizará una jornada provincial de Lucha en el Ministerio de Salud

/Con Audio: Pablo Maciel/Prensa CICOP/


Contra-brindis de reclamos

JUEVES 28: JORNADA DE LUCHA PROVINCIAL DE CICOP

Concentración y Conferencia de Prensa en las puertas del Ministerio de Salud

Reproducir declaración: Pablo Maciel, Sec. Gremial CICOP

 

jornada-2.jpg

Una extensa transición

Luego de las elecciones primarias del 11 de agosto, se abrió en la provincia de Buenos Aires una prolongada transición que tuvo su confirmación electoral el pasado 27 de octubre. El masivo rechazo a la gestión de María Eugenia Vidal tuvo su definición electoral hace ya varias semanas, provocando un abandono de las acciones de gobierno a partir de ese momento y generando situaciones sin resolución en las diversas áreas que siguen funcionando sólo a expensas del compromiso y la tarea de lxs trabajadorxs estatales.

En Salud, esa actitud provoca la profundización de una crisis sin fin que abarca a los variados estamentos que componen su estructura, agudizándose las problemáticas en hospitales y centros de salud. A lo largo de los cuatro años, las respuestas han sido, al menos, pobres, insuficientes y tardías; y si, además, observamos que veníamos de años de desinversión y reducción presupuestaria, nos encontramos con un panorama que ha dejado al sistema sanitario al borde del colapso.

En función de ello, el Consejo Directivo Provincial reunido el viernes 22 decidió convocar a una Jornada de Lucha para el jueves 28, expresando los múltiples reclamos que aún subsisten y la falta de respuestas a las demandas instituidas. La ausencia de resolución a la exigencia de reapertura paritaria luego de la devaluación post PASO, el no cumplimiento de la cláusula de revisión pautada para el mes de noviembre, no haber puesto en vigencia el nuevo Reglamento de Residentes, la falta de resolución de centenares de trámites demorados y la necesidad perentoria de un aumento presupuestario son, entre otros, motivos suficientes para la actividad.

En el día que el Ministerio de Salud llama a las direcciones hospitalarias a una jornada de cierre de su gestión, mantendremos en alto las demandas por las múltiples carencias que han sido una marca de gobierno, con políticas de recursos humanos, infraestructura, insumos y aparatología absolutamente deficitarias. El presupuesto más bajo en la historia sanitaria provincial – un 5,5 % del reparto global – corona una definición en la cual la Salud Pública fue una variable de ajuste en su agenda de gobierno, mientras que tampoco fue valorada la voz de lxs trabajadorxs del sector ni de sus organizaciones.

Nuestra preocupación se trasladará, por supuesto, a la etapa que se inicia el próximo 10 de diciembre. Más allá de solicitar las reuniones protocolares correspondientes a lxs nuevxs funcionarixs, deberemos plantear nuestras visiones y reclamos respecto a recomponer un sistema de Salud que requiere de políticas y presupuestos diametralmente opuestos a los impulsados por la gestión que finaliza. Instaremos a un diálogo frecuente que debiera abordar las temáticas más complejas en forma ágil, apelando a los mecanismos gremiales necesarios para que ello suceda. La  recomposición de los salarios de lxs profesionales de la Salud tendrá que ser prioritaria.

Como decimos habitualmente, la Salud no puede esperar.

Una Salud Pública degradada hasta el final

En la semana, asistimos a un nuevo desaguisado -¿será el último?- de la gestión sanitaria de Cambiemos. El Secretario de Salud, Adolfo Rubinstein, impulsó una actualización del protocolo de intervención para las situaciones de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) que fue vetado por el Presidente Macri. Luego de una serie de comunicaciones que se pareció más a una comedia de enredos que a una seria decisión que involucra a miles de personas en nuestro país, la situación culminó con la renuncia del máximo funcionario en Salud.

Más allá de las idas y venidas, propias de un gobierno en retirada, llamó la atención el momento en que el funcionario saliente tomó la decisión de la publicación, haciendo pensar más en un oportunismo relacionado a una salida personal elegante, desligada de las definiciones sanitarias de la administración que integró, que a una medida consciente. Quedó claro que la acción de gobierno, vetando la actualización, no hizo más que confirmar su posicionamiento contrario a la ampliación de derechos.

Vale recordar que durante la gestión de Rubinstein se avanzó en la degradación del Ministerio en Secretaría, subsumiéndolo en el área de Desarrollo Social. A la vez, los presupuestos fueron menoscabados año tras año, afectando gravemente el funcionamiento de programas fundamentales como Inmunizaciones, Enfermedades Inmunoprevenibles y Salud Sexual y Reproductiva, entre otros. El desguace del Hospital Nacional Posadas y la vulneración de derechos de lxs residentes nacionales en los últimos meses también fueron hechos graves bajo su responsabilidad.

Sin lugar a dudas, la tarea del ex Ministro no será recordada por sus logros. Durante su gestión, fue el promotor de la Cobertura Universal de Salud (CUS), en un intento de avanzar en políticas de aseguramiento en desmedro de la universalidad. El Derecho a la Salud se ha visto notablemente afectado, en el contexto de un gobierno que, en todo momento, consideró a la Salud Pública como un gasto y no como un derecho de la población. Su renuncia atrasa, al menos, 14 meses: debió haber sido el 3 de setiembre de 2018, día en que se confirmó que el Ministerio a su cargo dejaba de ser tal y pasaba a ser una mera Secretaría.

Categorías:Gremiales

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s