Sector Público

La OPS capacita en Haití a 2800 trabajadores de la salud comunitarios para la respuesta a la pandemia de la COVID-19

/Difusión Organización Panamericana de la Salud/

Washington, D.C., 12 de agosto de 2020 (OPS) — La Organización Panamericana de la Salud ha capacitado en Haití a más de 2800 trabajadores de salud comunitarios, incluidos 2700 agentes de salud comunitarios (ASCP) y 162 enfermeras y enfermeras auxiliares de salud comunitarias, con el objetivo de brindar el apoyo necesario al Ministerio de Salud y a la Comisión Multisectorial de Gestión Pandémica de COVID-19 del país.

haiti-screening-activities

Además, la OPS realizó reuniones con líderes comunitarios, incluyendo sacerdotes vudú, sacerdotes católicos, pastores y parteras tradicionales darles información precisa y mensajes para compartir sobre COVID-19, sobre temas como las medidas de protección, acceso a centros de tratamiento y la continuidad de los servicios esenciales en las instituciones de atención médica.

Los trabajadores de salud comunitarios capacitados recibieron equipos de protección personal (EPP) y apoyo para las actividades de comunicación, como megáfonos y baterías, según un informe de la oficina de la OPS basada en Puerto Príncipe. También se distribuyeron 221 megáfonos, guantes, mascarillas faciales y desinfectantes de manos. Esta iniciativa en Haití es crucial porque ayuda a alcanzar las comunidades de difícil acceso, así como también a los grupos que se orientan hacia la medicina tradicional.

La capacitación y los equipos son parte de la amplia respuesta a la pandemia COVID-19 que la OPS está llevando adelante en Haití, y que se centra en la vigilancia, mejoras de laboratorio, manejo de casos, y comunicación de riesgos para interactuar con las comunidades y proporcionar información sobre la enfermedad.

Haití cuenta con 50 equipos de investigación y 299 equipos de rastreo de contactos en funcionamiento en todo el país, con centros de llamadas y equipos de análisis de datos activos en cada departamento.

Hasta el 11 de agosto, Haití notificó 7.649 casos de COVID-19 con 183 muertes y 4.982 personas que se han recuperado.

La COVID-19 no es la primera epidemia que ha azotado Haití en los últimos años. Se han reutilizado las iniciativas innovadoras desarrolladas durante la lucha contra el cólera para hacer frente a la COVID-19. Por ejemplo, enfermeras que participaban en el programa Labomoto, una iniciativa de pruebas originalmente destinada a garantizar el muestreo y el transporte de casos sospechosos de cólera a laboratorios para testear, se han desplegado para hacer los muestreos de casos sospechosos de COVID-19 en zonas de difícil acceso y para transportar las pruebas de PCR a los laboratorios.

En febrero, el Laboratorio Nacional de Haití recibió capacitación y equipamiento de la OPS para establecer el diagnóstico del virus SARS-CoV-2, con kits para recolectar muestras, y reactivos para 9.000 pruebas de PCR. Esa capacidad se está ampliando a ocho laboratorios regionales en Haití; cinco de ellos ahora pueden hacer testeos del virus a través de la plataforma Gen-Xpert, lo que ayuda a descentralizar las pruebas y a asegurar una respuesta más rápida, explica el informe.

La OPS, en coordinación con la Organización Internacional para los Migrantes, también ha apoyado a las autoridades locales para establecer la vigilancia fronteriza por la COVID-19, asegurando la detección y prueba de casos sospechosos sintomáticos, y que haya instalaciones de cuarentena para casos sospechosos en los puertos de entrada en la frontera con la República Dominicana. También se ha capacitado al personal y se han dado suministros médicos y equipo de protección.

Para manejar la atención segura a las personas con COVID-19, la OPS ha capacitado en prevención y control de infecciones al personal médico y personal de apoyo de los centros de salud que tratan COVID y a los que no. Y también se ha dado entrenamiento al personal médico sobre oxigenoterapia. Hasta el momento, 1.830 trabajadores sanitarios han recibido capacitación sobre medidas de prevención y control de infecciones, incluido el uso adecuado de EPP, y 642 trabajadores médicos han recibido capacitación para proporcionar oxigenoterapia.

Para garantizar la continuidad de la atención en hospitales y centros de salud no COVID, la OPS ha brindado apoyo para la creación de medidas de detección temprana (triaje y un espacio de aislamiento para los pacientes que esperan ser transferidos a un centro COVID) a 143 instituciones, y ha proporcionado equipos que incluyen termómetros, oxímetros, concentradores de oxígeno y EPI.

La OPS también apoyó la capacitación para el Centro Nacional de Ambulancias y para las empresas privadas de ambulancias en el transporte seguro de casos sospechosos y confirmados de COVID-19, que incluían el suministro de equipo de protección.

Los servicios de salud esenciales no se han olvidado en la respuesta, incluida la capacitación de 107 proveedores de atención médica de casos prenatales, infantiles y posnatales sobre medidas de prevención y control de infecciones durante la pandemia, según el informe.

Contactos
Leticia Linn
Sebastian Oliel
Ashley Baldwin
mediateam@paho.orgA

Categorías:Sector Público

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s