Entidades

Judit Díaz Bazán: “Cuidar la salud de quienes nos cuidan”

Entrevista Judit Díaz Bazán. Subsecretaria de Calidad, Regulación y Fiscalización del Ministerio de Salud de la Nación

“Cuidar la salud de quienes nos cuidan”

Con el objetivo reducir el número de trabajadores de la salud infectados por COVID-19 y en base a una estrategia común en todas las jurisdicciones, se creó el Plan Nacional de Cuidado de Trabajadores y Trabajadoras de la Salud. “En todos mis años de médica no había visto que se murieran compañeros y compañeras por atender enfermedades. Esto nos tiene que movilizar”, dice Díaz Bazán.

En el contexto de la pandemia y teniendo en cuenta la exposición de los trabajadores de la salud, el Ministerio de Salud de la Nación elaboró un plan con medidas especiales que tienen como objetivo aplicar medidas especiales para garantizar su protección y la de su núcleo familiar.

El objetivo central del plan es guiar a las instituciones efectoras de salud a realizar acciones para prevenir las infecciones por COVID-19 y las consecuencias indirectas que la pandemia ocasiona en la salud de los trabajadores.

En este sentido, el documento cuenta con tres ejes estratégicos: Políticas de Consenso, Rectoría y Articulación, destinado a promover acciones de coordinación entre el Ministerio de Salud de la Nación y las jurisdicciones para dar respuesta bajo estándares de calidad, tanto en el cuidado de la salud de personas afectadas por COVID-19, como en la seguridad y protección de los trabajadores; Políticas de Educación, Supervisión y Conocimiento que busca desarrollar ambientes propicios para la capacitación, entrenamiento y supervisión de procesos de trabajo; y por último, Políticas para el Cuidado de los trabajadores a fin de disponer de una estrategia para la comunicación y detección de escenarios de riesgo y para el acompañamiento del personal de salud y sus familias.

Femecon Informa: ¿Cómo está funcionando el Plan Nacional de Cuidado de Trabajadores y Trabajadoras de la Salud?

Judit Díaz Bazán: El plan comenzó a funcionar la última semana de abril, un poco a demanda de los representantes gremiales con la necesidad de formar parte de las decisiones y las intervenciones sobre la realidad de trabajadores de salud. En ese momento uno de los reclamos era el acceso masivo al test y equipos de protección personal. Estamos hablando de principios de mayo, recordemos que en esa instancia se daba la mayor cantidad de casos en Europa y EEUU y esto hacía que fuera dificultoso el acceso a los equipos de protección personal en nuestro país. Seguimos trabajando en cada reunión con representantes de los gremios de los trabajadores de la salud con la Dirección de Talento Humano para la ejecución final donde terminan de conformarse los ejes de trabajo: definir qué estrategias íbamos a realizar con los y las trabajadores de la salud y de qué manera implementar la articulación entre éstos, en la capacitación en el uso de los equipos de protección personal.

Femecon Informa: Implementaron una encuesta autoadministrada. ¿En qué consiste?

Judit Díaz Bazán: Es una encuesta anónima destinada a evaluar el grado de riesgo de contraer la enfermedad COVID-19 para desarrollar acciones y disminuirlo, que tiene su base en ARSAT y por lo tanto sus datos son absolutamente inviolables. Aquí trabajamos mucho con la Dirección de Salud Mental, y preguntamos específicamente en forma personal si pueden responder si tienen equipos de protección personal, si lo encuentran disponible en su horario de trabajo, si es supervisado y qué percepción tiene de propio uso. Nos parecía importante que los trabajadores pudieran hacerse esa pregunta. Nos llamó la atención que casi un 37 por ciento, con respecto a su propia percepción, el uso del EPP era regular.

Estos datos, que se recogen específicamente en cada institución, vuelven al área de recursos humanos, al representante del gremio del lugar donde está trabajando ese trabajador, para volver a insistir en que hay que capacitar.

Femecon Informa: ¿Por qué considera que es tan importante la autopercepción?

Judit Díaz Bazán: Porque esta pandemia nos enseñó que el conocimiento se tiene que acompañar dentro de la capacitación permanente y convertirse en hábito. Con el tiempo vemos que decaemos en la frecuencia de que esto se tiene que hacer correctamente.

Por eso también en una segunda etapa agregamos datos sobre salud mental: percepción de riesgo, temores, sensaciones de malestar y síntomas vinculados a pánico durante su rol en el lugar de trabajo.

Otro dato alarmante que surgió -es una estrategia que ya lleva consultadas a más de trece mil personas y que se habitúan a que les llegue esta encuesta y saben que es muy útil para autoreferenciarse- es la alta comorbilidad aún en personas jóvenes menores de 50 años que tiene obesidad, diabetes o una enfermedad cardiovascular. Cuando logremos disminuir un poco la atención de la pandemia va a ser una estrategia fundamental cuidar la salud de los trabajadores desde esta percepción de proximidad.

Femecon Informa: ¿El objetivo es cuidar a los que cuidan?

Judit Díaz Bazán: Sin dudas es el objetivo. A propósito del Día mundial de la Seguridad del Paciente tuvimos una jornada cuyo lema este año ha sido “Trabajadores seguros para tener pacientes seguros”. Son muchas las asociaciones, entidades y agremiaciones que han intervenido, y quedaron de manifiesto las características del trabajo médico en la Argentina como el pluriempleo, la insatisfacción por la retribución salarial, el reclamo de derechos. Por supuesto que el incentivo económico es uno de los factores fundamentales, cuánto se gana por la hora laboral. Pero también resulta importante comenzar a interactuar con otros aspectos que tienen que ver con el ambiente seguro. Así lo considera también la Organización Internacional del Trabajo -OIT-.

Femecon Informa: ¿Cómo debe ser un ambiente seguro?

Judit Díaz Bazán: El ambiente seguro tiene que ver con seguridad, con la calidad, con la oportunidad para el error. Toda una ciencia en la mejora del modelo de salud, cuántos eventos negativos de salud se registran. O cuántas veces intervenimos para que esos eventos no puedan suceder. Cuántas veces damos espacio para la escucha y un equipo transversal y no un equipo vertical. Son nuevos desafíos y tengo la ilusión y la esperanza que sirvan para poner en valor lo que resignifica la ciencia humana dentro del mecanismo de respuesta sanitaria.

Femecon Informa: ¿Cómo es la articulación del trabajo entre Estado y actores del sistema sanitario?

Judit Díaz Bazán: Desde abril formamos parte de la reunión con el COE -Centro de Operaciones de Emergencia- que integran todos los gremios y aportan estas observaciones de medicina laboral, de contacto con las ART y es un hecho inédito. Luego salió la Ley Silvio, que permite ejecutar varios de los ejes de los que estamos hablando a partir de este Programa. Ojalá sea una oportunidad donde el planteo por el reclamo salarial esté incluido pero no sea excluyente. Porque volviendo al EPP, no se trata sólo de si lo tengo no. Queremos saber cómo se usa , si se percibe el riesgo, cómo se siente el trabajador de la salud, si tiene contención, si forma parte de un equipo, si tiene temor de estar en ese lugar.

Femecon Informa: ¿Dónde cree que hace falta seguir profundizando el trabajo?

Judit Díaz Bazán: Dejando de lado el reclamo salarial, que es tan diverso en nuestro país, tan dispar tanto en lo público como el sector privado, es fundamental esta oportunidad para la escucha. Poder armar áreas de trabajo en forma transversal para que cada actor del sistema de respuesta sanitaria del recurso humano pueda tener su participación.

Sabemos que los errores en salud cuestan vidas y cuestan recursos económicos. Es necesario enfocarnos fuertemente en esto como modelo y como política. Por primera vez el Ministerio tiene una Secretaría de Calidad, que garantiza el uso eficaz de los recursos. Tenemos que utilizar bien lo que tenemos para tener mejores resultados. En todos mis años de médica no había visto que se murieran compañeros y compañeras por atender enfermedades y esto nos tiene que movilizar. Con el equipo del área de Talento Humano que está a mi cargo comenzamos acompañando la tarea en el Chaco cuando la mitad del hospital estaba sin personal por exposición al virus y tuvo que aislarse.

A partir de allí cada secretaría representa la presencia de trabajadores de la salud en cada provincia. No sólo visitamos las provincias más comprometidas, estamos trabajando con equipos de salud donde hay que fortalecer y a la vez crear nuevas áreas de abordaje.

Por María José Ralli

Categorías:Entidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s