Entidades

Gestión de las organizaciones: “El síndrome de Cristóbal”

/Por Dr. Mg. Carlos Marcheschi, Sec. Gral SPA – carlosmarcheschi@icloud.com/


El fin de la ciencia no es abrir la puerta al saber eterno, sino poner limite al errror eterno.

(Galileo Galilei) (1564-1642)

Resulta de gran interes, al menos para mi, transmitir algunos errores como aprendizaje, como capital propio y para otros, desde un convencimiento absoluto para comenzar con el necesario cambio de cultura en la tramitacion y GESTION  del errror.

Entiendo que es muy necesario cambiar en la “cultura medica”, la estigmatizacion del que se equivoca por una cultura abierta y justa que proponga y facilite la comunicación del error a la organización para su analisis y aprendizaje grupal en beneficio de mitigar la POSIBILIDAD de iteracion del mismo error.

Si bien las condiciones son siempre cambiantes en el contexto clinico, pueden existir, a modo de “errores latentes” o parasitos residentes en los sistemas de organización o cultura que podemos identificar para poder tratarlos adecuadamente.

Entiendo que esta es la manera adecuada de aprender, a modo de la industria aeronautica con sus cajas negras.

El contexto sociotecnico de la salud es muy diferente a el de la industria aeronautica pero aun asi es probable que podamos crecer y mejorar en un cambio cultural que beneficie a los pacientes y a todas las partes interesadas del proceso de atencion sanitaria tomando algunas herramientas que han brindado un resultado exitoso.

Cambiar la cultura medica (y llamemos “medica” a todo el proceso de atencion sanitaria ) y poder tomar el “aprendizaje del error”, exige una cultura de comunicación abierta a la organización para que pueda ser utilizado por todos.

No es posible vivir tanto como para adquirir el aprendizaje de todos los errores por tanto, nos queda como opcion, escuchar y aprender de los errores de todos.

Hasta aquí, nada que no se haya escrito en alguna otra parte, pongo en consideracion uno de mis errores aprendidos del desempeño en la Gestion institucional que voy a denominar “El sindrome de Cristobal”.

El Síndrome de Cristóbal

Con mucho entusiasmo,una persona, quiere mejorar alguna cuestion o asunto que le resulta injusto o mal realizado.

Puede darse en muchos niveles esta sensacion.

Se detecta una oportunidad de mejora y con MAS INOCENCIA que mala intencion puede tener la posibilidad de creer que encontro un tesoro para poder pulir.

Es entonces donde nace el “sindrome del descubridor” o de Cristobal , llamado asi por que el descubridor solo descubrio lo que era nuevo para el pero, estaba ya creado con anterioridad.

Entusiasmado por poner en practica lo que ha “descubierto”, comienza un camino que tiene inevitables consecuencias para todos si esta dirigiendo una organización.

A veces puede, este decisor, ser por demas de bien intencionado y obrar con la mas absoluta buena fe pero si cometiendo un error frecuente y de alto impacto.

El sindrome de Cristobal es entonces una especie de factor contribuyente para que una accion insegura lo convierta en un evento adverso para la organización.

Esto puede tener algunas variantes como comenzar a pensar que todo puede realizarse y posiblemente, muy embebido de la cultura nike (“Just do it”) pone manos a la obra sin mas ni mas.

Hace poco un incipiente dirigente comenzo a plantear a los mismisimos desisores de una importante obra social , como podriamos establecer algunas practicas, dentro de la anestesiologia, que permitieran bajar la estadia hospitalaria.

Replicando estudios multicentricos y de gran “n” que demuestran efectivamente, que es posible, …para esa cultura medica, para ese contexto socio-economico y para esos pacientes…

Precisamente, es donde aquí me resuenan las palabras de mi amigo javier, :

-“…hemos cometido el error de crecer hasta el infinito, en la faceta cientifica de la especialidad , con olvido de la importancia de la profesionalizacion en la gestion”…

Y asi, las organizaciones medicas, no estan a tono con los tiempos actuales y venideros.

La primera cuestion al detectar una oportunidad de mejora es realizar un estudio del “estado del arte” o mirar lo que estan haciendo en otras partes del globo al respecto , pero ademas investigar si ya se pusieron en marcha algunas acciones de mejora a la misma cuestion, y con que resultado en el pasado.

Desde el fin de los 90 , un prestigioso colega , devenido en experto en dolor de referencia nacional y latinoamericana , viene planteando el mismo paradigma , con trabajos mundiales de respaldo sin exito alguno.

Es que el contexto de implementacion, no es el mismo que dio origen a la evidencia medica.

Estamos atravesando una epoca , que podriamos llamar una “medicina centrada en el dinero”, pero ni siquiera el que puedo ahorrar por mejores practicas , SOLO CENTRADA EN LO MENOS QUE PUEDA EROGAR.

Asi la atencion sanitaria platense (y de gran parte de la provincia de buenos aires y probablemente del pais) camina poco a poco a una IRREDUCTIBLE POSTURA DE BAJAR EL GASTO (O INVERSION mejor dicho) EN  SALUD, con la pretendida redistribucion de los recursos. ( no esta claro hacia donde)

Suena bastante aceptable que el sistema de salud debe ser mas costo-eficiente, de acuerdo pero : EMPOBRECER EL HONORARIO hara mejor al sistema?

Es posible asi que el mismo trabajador de la salud deba tener que realizar mas trabajo en el mismo horario o adquirrir mas carga laboral para adaptarse a esa nueva realidad y estar mas predispuesto a padecer consecuencias fisicas y psico-emocionales que terminaran impactando en la disminucion de la calidad del servicio brindado.

O acaso es posible para un piloto de avion o de un chofer de colectivos tener mas carga horaria sin que se afecte el servicio?

¿Por que aceptamos que el honorario del trabajador de salud deba depreciarse, si nos dirigimos a “mejorar” el sistema de salud?

¿Es posible que el trabajador de salud que no tenga bienestar social , economico, psicoemocional pueda mantenerse actualizado PROFESIONALMENTE  en su labor y mantener la carga laboral saludable para BRINDAR un servicio sanitario de calidad y seguridad?

Parece y es una contradiccion.

Es conocido  en ciencias de la seguridad que el bienestar del personal medico es  PRE-REQUISITO para una atencion sanitaria segura y de calidad del paciente.

Puede un anestesiologo estar en condiciones adecuadas de trabajo , durmiendo en camas del siglo pasado, habitaciones sucias y muchas veces sin baños en hospitales cada vez mas violentos brindar un servicio de calidad?

Sera que estamos una vez mas, frente a un Sindrome de Cristobal , esta vez en los decisores.

Para evitar este error , ademas de realizar benchmarking y revision de medidas pasadas, debieramos constituir un equipo de analisis con los responsables de los procesos involucrados a mejorar o modificar.

Ellos pueden aportar a la mejora pretendida elementos indispensables por que son los conocen los riesgos a analizar .

En fin , espero poder poner de manifiesto adecuadamente lo que intento comunicar, para el bien presente y futuro de nuestras organizaciones de anestesiologia, aunque entiendo que el sindrome de cristobal puede encontrarse por accion u omision , en muchos ambitos distintos.

Los errores de los maximos decisores tienen efectos desvastadores y prolongados sobre las organizaciones, y ya que siempre se cometeran errores , es prudente hacerlo desde los equipos de trabajo , por la evidencia disponible al respecto de la menor frecuencia de ocurrencia y de impacto, que tienen estos ultimos.

Categorías:Entidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s