Sector Público

Universidades nacionales aportaron 31 centros de telemedicina que se suman a la red provincial

/Ministerio de Salud de la provincia de Buenos Aires/


Su funcion es el rastreo y seguimiento de contactos estrechos. En promedio realizan alrededor de 12 mil llamadas diarias.

Realizaron 371.406 desde que se implementaron en junio

Las casas nacionales del altos estudios con asiento en la Provincia, se suman a los CeTeC-19 Central y a sus sedes regionales, cumpliendo un rol clave en la identificación y seguimiento de contactos estrechos para evitar la propagación del virus COVID-19. A través de los 31 Centros de Telemedicina COVID Universitarios (CeTeC-U), 1862 estudiantes y graduados, algunos voluntarios y otros becados, realizan 12000 llamadas diarias; y desde que se implementaron en junio, ya realizaron en total 371.406.

Está demostrado que la identificación precoz y el seguimiento de contactos estrechos es una de las acciones sanitarias más eficaces para cortar cadenas de transmisión. Establecer una comunicación, brindar información, pautas de cuidado y acompañamiento durante el tiempo de aislamiento en domicilio, es y fue una de las medidas de la pandemia del gobierno bonaerense más importantes para frenar el avance del virus. Para lograrlo, la telemedicina se volvió una herramienta primordial, pero en muchos casos esta tarea, por mas que sea remota, conlleva gran cantidad de personas, capacitación, logística y sistemas de información ágiles y que interoperen. 

“Los Municipios de la Provincia venían realizando este trabajo de seguimiento, con mayor o menor capacidad, pero se decidió implementar una política sanitaria de apoyo a esta actividad; y es por esto que desde el Ministerio de Salud se convocó a las  Universidades Nacionales con las cuales se firmaron convenios de cooperación y pusieron en marcha el funcionamiento de los CeTeC-Universidades (CeTeC-U)”, detalló Sebastián Crespo, Coordinador del CeTeC-Unidad de Fortalecimiento del Sistema de Salud.

El principal objetivo de los CeteC-U es poder realizar el rastreo y un seguimiento de las personas que fueron identificadas como contactos estrechos y deben permanecer en aislamiento estricto durante los 14 días posteriores al último contacto con un caso confirmado/sospechoso y de esa forma cortar de forma temprana posibles cadenas de contacto. La diferencia con el CeteC-U Central y regionales es que éstos últimos se ocupan de los casos sospechosos.

Desde el 12 de Septiembre, los CeTeC-U se enmarcan además en el “Programa de fortalecimiento de la prevención y seguimiento frente al COVID-19” en el ámbito del Ministerio de Salud y del Ministerio de Jefatura de Gabinete de Ministros de la provincia de Buenos Aires. Mediante el Decreto Provincial Nº 772/2020, se otorgan becas a aquellas personas que presten colaboración en el marco del programa.

Actualmente se encuentran en funcionamiento 31 CeTeC-U, 17 en el AMBA y 14 en el Interior; además se inaugurarán otros 4  en el transcurso del mes, 3 en el interior y 1 en el conurbano. En promedio hacen alrededor de 12 mil llamadas diarias en total, y desde que se implementaron en junio, realizaron 371.406.

CÓMO FUNCIONAN

Los CeTeC-U operan a través de plataformas digitales desarrolladas por la Subsecretaría de Gobierno Digital de la Jefatura de Gabinete de Gobernación. Diariamente, los operadores realizan una llamada para evaluar el estado de salud de la persona considerada como contacto estrecho.

La conversación es similar a la que se tendría en un centro de salud, y la realizan voluntarios/becarios que son estudiantes de carreras mayoritariamente afines a la salud. Si durante la llamada detectan algún síntoma de COVID 19, esa persona pasa a ser un caso sospechoso y es derivado inmediatamente al municipio de residencia para su tratamiento.

Además, explicó Crespo que durante estas llamadas también se detecta si hay personas que se encuentran imposibilitadas de poder realizar el aislamiento por no tener quien les asista con alimentos o elementos de higiene, así como la existencia de instituciones o empresas que estén incumpliendo las normativas expresadas en los protocolos tanto nacionales como provinciales de acciones ante covid-19. Ante estas situaciones, la información detectada también se utiliza para articular con los recursos locales.

EL PERFIL DE QUIENES HACEN LA TAREA

Al día de hoy hay 1862 becarios y voluntarios trabajando en los dispositivos. Son estudiantes universitarios de carreras tan variadas como enfermería, medicina, comunicación, trabajo social, kinesiología, acompañante terapéutico, psicología, derecho, entre otras.

Crespo destacó la huella que queda en cada una de las personas que están participando de esta tarea, “en la que contribuyen, aportan su lugar, su experiencia y aprendizajes”. “Eso resignifica sus profesiones, muchos aprenden lo que es el trabajo interdisciplinario, pero en la practica, algo que muchas veces queda en los estudios en la teoría”, agregó.

En algunos lugares el dispositivo sirvió para que las carreras vinculadas a la salud puedan enmarcarse en las prácticas pre-profesionales, “esto fue muy emocionante para ellos porque algunos tenían la carrera detenida y con esto pudieron recibirse”, explicó. 

Categorías:Sector Público

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s