Sector Público

La provincia abrió la primera planta de producción pública de oxigeno en un hospital de Quilmes y prepara otra en La Plata

/Ministerio de Salud provincia de Buenos Aires/


Es el inicio de un proceso que significa un ahorro estimado del 75% del gasto hospitalario por este recurso. Arrancó en el “Iriarte” de Quilmes y se abrirá otra en el “San Roque”.

En el pico de la pandemia, la Provincia puso en marcha una planta de oxígeno gaseoso en el hospital “Iriarte” de Quilmes, que permitió proveer de este insumo esencial a los afectados por COVID-19 y otras enfermedades respiratorias. La máquina, instalada hace 20 años y en desuso, genera ahora 200 tubos mensuales de 6 metros cúbicos cada uno, pero tiene una capacidad para producir 16 mil m3 y abastecer toda la Región Sanitaria VI.

En tanto, desde el Ministerio de Salud bonaerense adelantaron que los ingenieros preparan la puesta en funcionamiento de una segunda planta de este tipo en el hospital “San Roque” de Gonnet en La Plata, donde también hay un equipo que no se utilizaba desde el año 1.999 aproximadamente, y está en condiciones de producir oxígeno para entregar en los centros sanitarios de la zona y para oxigenoterapia domiciliaria.

“Este proyecto significa un beneficio importante para todo los hospitales; porque todo lo que se ahorra se destina a otros insumos fundamentales para la atención de pacientes”, afirmó el titular de la cartera sanitaria, Daniel Gollan. Y, en el caso de la planta de Quilmes, dijo que “fue posible gracias aun trabajo conjunto con el Municipio que abastecerá las necesidades de oxígeno de todos los establecimientos de la Región VI”.

Por su parte, el director ejecutivo del “Iriarte”, Juan Manuel Fragomeno, contó que en la actualidad además del uso propio que se realiza, que es de alrededor de 140 tubos mensuales, se le entrega oxígeno gaseoso al hospital municipal “Eduardo Oller” de Solano, a la UPA 17 de Quilmes, al Municipio y a algunos pacientes domiciliarios, e hizo hincapié en el ahorro sanitario que esto genera al detallar que “un tubo producido por el hospital sale 5 veces menos de lo que saldría comprarlo en el mercado”.

“Para nosotros fue realmente importantísimo esto porque en julio y agosto cuando se dio el mayor pico de los casos por coronavirus, nos hacía falta mucho oxígeno y gracias a tener esta planta abierta pudimos satisfacer la demanda. También inauguramos un módulo atrás del hospital que al no tener oxígeno central debió ser abastecido por tubo, y por eso sostenemos que realmente nos salvo en este contexto contar con una producción propia”, explicó Fragomeno.

La planta tiene capacidad para producir 16 mil m3 de oxígeno gaseoso mensual, es decir que en una segunda etapa de este proyecto, podrá llenar más de 2.000 tubos de 6 metros cúbicos al mes y permitirá abastecer, sin necesidad de salir comprar afuera del sistema de salud público, a otros hospitales de la región sanitaria VI y a los pacientes respiratorios que requieran oxígeno en sus domicilios.

LA PRÓXIMA PLANTA

La directora ejecutiva del “San Roque” de Gonnet, Josefina Saintout, informó que “se está trabajando en la puesta en funcionamiento de la planta productora de oxígeno gaseoso que servirá, no sólo para proveer al hospital, sino también a varios efectores de salud de la Región Sanitaria XI y para poder brindar oxigenoterapia domiciliaria”.

Los técnicos detallaron que la máquina, que también estaba instalada sin usar desde el año 1.999 al igual que la del hospital de Quilmes, hoy ya produce oxígeno con una pureza superior al 98%. Asimismo explicaron que para su puesta en funcionamiento se estipularon tres etapas de trabajo que consistieron en el reacondicionamiento y puesta a punto del equipo, las cuales ya se terminaron y eran las que requerían de más tiempo.

En tanto, ahora sólo resta el último paso que implica acondicionar el lugar de carga, donde se tienen que colocar los cilindros y hacer las pruebas finales con los gases patrón para calibrar los analizadores. “Además del ahorro económico que esto implica; hay una cantidad de beneficios adicionales porque permite proveer a las ambulancias, y brindar oxigeno en los hogares”, señaló Saintout.

La segunda planta de oxígeno gaseoso que funcionará en un hospital de la Provincia generará un promedio de 20 metros cúbicos por hora, lo que representa en el mes una producción estimada de 15 mil metros cúbicos de oxígeno; y esto equivaldría aproximadamente a 2.500 cilindros de 6 m3 cada uno. 

Categorías:Sector Público

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s