Entidades

Dr. Carlos Marcheschi: ¿Hasta cuándo tendremos que cargar la piedra como Sísifo?

/-Por Dr. Carlos Marcheschi – Sec- Hacienda SPA- /


A mis colegas anestesiólogos, actuales y futuros

¿Hasta cuándo tendremos que cargar la piedra como Sísifo?

Domingo 14 de febrero del 2021

En el año 1990, recién recibido de médico, tuve el privilegio de ganar un puesto en la residencia médica provincial de la ciudad de La Plata, provincia de Buenos Aires.

Por aquel entonces no nos presentábamos a una especialidad en particular, solo a un lugar en el ranking de los electores de cargos.

Yo aspiraba a ser residente de cardiología.

En el aula magna de la gloriosa Facultad de Ciencias Médicas de la UNLP, uno a uno descendíamos para retirar un cartón del puesto, de los que iban quedando.

Solo había un lugar para cardiología en el HSJD, y faltando dos electores desapareció.

Algo desanimado llegue a casa a contarle a mi madre que había conseguido un cargo de residente en anestesiología en el HIGA San Martin.

-…Bueno, algo es algo, cuando termines esa podrás hacer otra residencia- soltó inocentemente mi progenitora.

Es que por ese entonces la Anestesiología no era considerada como una “verdadera” especialidad, sino como “algo de soporte” (o algo parecido) en el quirófano, para que el cirujano pudiera salvar vidas humanas con su ciencia y arte de los dioses.

Mi jefe de servicio era un gran contribuyente a esa idea general.

En una oportunidad, luego de realizar la intubación oro traqueal, se disparó en el paciente una arritmia que rogaba ser diagnosticada en el cardioscopio de panel naranja, el cual a veces se apagaba intermitentemente según que el cable a tierra pudiera resistir adherido a la canilla de algún piletón cercano.

Aquella vez, todos los residentes de anestesia presentes especulaban acerca del tipo de arritmia que era. El profesor simplemente apagó el cardioscopio y lanzó su chiste épico :

-…si veo que no es normal el trazado, prefiero apagarlo…

Poco más que un técnico de anestesia (con el respeto que me merecen para su tarea especifica) devenido en “Jefe de Servicio”.

Mucha agua pasó bajo el puente.

He recorrido todos y cada uno de los centros de formación de anestesiólogos de nuestro país, entre el 2013 y el 2017 como secretario de RRHH de la FAAAAR.(Federación Argentina de Anestesia, Analgesia y Reanimación); he sido un granito más de arena, en la monumental tarea que iniciaron generaciones gloriosas de anestesiólogos visionarios desde que su agrupación, pionera en 1936 (CABA), y se propusieran el mejoramiento, la difusión y protección de nuestra especialidad.

Un año antes que nuestra especialidad fuera reconocida como tal por el Ministerio de Salud Pública de la Nación, se realizó en nuestro país el primer Congreso Argentino de Anestesiología organizado por las propias instituciones de anestesia.

Un largo recorrido de acciones de gestión, permitieron a la Anestesiología Argentina ser un referente latinoamericano en la especialidad, la Anestesia, analgesia y reanimación.

Acreditaciones FAAAAR de servicios con formación de especialistas (desde 1987), estándares de mejores prácticas clínicas, relevamiento de equipamiento mínimo y necesario, colaboración en la conformación de servicios públicos de anestesiología como responsabilidad social, formación universitaria y educación de vanguardia mediante simulación, son hechos cotidianos hoy, pero no por casualidad.

Las 31 instituciones de Anestesia de todo el país, agrupadas en la FAAAAR, esgrimen orgullosas razones, todas siempre mejorables, por cierto.

Los decisores de turno quieren anestesiólogos más baratos, no importa con que calidad.

Dicen que 6000 son muy pocos y que el país necesita mayor número.

Nos dicen en la cara que no es posible que estemos por encima de los ingresos económicos medios miserables que tiene el resto de los médicos.

No toleran la organización de nuestras casas, ni el orgullo de ser Médicos Anestesiólogos federados que exigen buenas condiciones laborales, edilicias, tecnológicas y por supuesto económicas.

Un nuevo clima de época médica se está forjando, pasando lentamente de la medicina basada en la evidencia a la MEDICINA BASADA EN LA SENTENCIA.

Increíble pero real, la justicia decide cuanto deben ganar los médicos, y en que condiciones deben trabajar.

La misma justicia reclamará a ese personal médico, agotado por correr de un trabajo al otro o al realizar mas prácticas por día debido a los pagos miserables forzados y desactualizados , a que brinde una atención médica de calidad, acorde a los últimos avances internacionales (sin tiempo para el estudio), en forma prudente y responsablemente, so-pena de demandas millonarias.

¿Dónde queda la Calidad de Atención Médica?

Las especialidades críticas no serán jamás ejercidas con la calidad suficiente ni por personal suficiente, sino están razonablemente bien pagas.

Es el caso de nuestros primos cercanos que dejan cupos de residencias sin cubrir, por la falta de interés en la especialidad médica (no culparía a los nobeles médicos de tal decisión).

Más cupo de residencias de anestesia, en cualquier contexto de formación, para generar mas especialistas que sean mas baratos, es un infame argumento que esgrimen las autoridades para ocultar lo que no se puede decir en público, y es que pareciera que no importa la calidad de atención medica sino el precio de la atención médica.

Nuestro marco institucional es la calidad de la práctica anestesiológica y la seguridad de las personas, que no tienen precio.

El costo lo podemos conciliar con la razonabilidad de las autoridades, la calidad de formación no se puede negociar.

Espero que entendamos todos de que estamos hablando, no sea cosa que nos pase como a Sísifo y tengamos que volver a subir la misma piedra una y otra vez , la piedra de la excelencia médica por sobre todas las cosas.

Dr. Mg. Carlos A. Marcheschi

Categorías:Entidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s