Sector Público

Salud recuerda la importancia de la detección temprana de la pérdida auditiva

/Ministerio de Salud de la Nación/


La detección e intervención tempranas minimizan las consecuencias de la pérdida de audición, y contribuye a la inclusión social, escolar y laboral de las personas en las distintas etapas de la vida.


En el marco del Día Internacional de la Audición que se conmemora cada 3 de marzo, el Ministerio de Salud de la Nación recuerda la importancia de detectar a tiempo la pérdida auditiva, a fin de que quienes lo necesitan puedan acceder a los apoyos e intervenciones más oportunos.

En nuestro país, toda persona recién nacida tiene derecho a un estudio de audición gratuito en los primeros días de vida, llamado Otoemisiones Acústicas (OEA). El análisis de su resultado forma parte de los primeros controles de salud del bebé, por lo que si no fue realizado antes de salir de la maternidad, debe solicitarse un turno y determinar un lugar para realizar el estudio.

La pérdida de audición puede deberse a causas genéticas, complicaciones en el parto, algunas enfermedades infecciosas, infecciones crónicas del oído, empleo de determinados fármacos, exposición al ruido excesivo y envejecimiento.

Los niños con pérdida auditiva necesitan mayor asistencia escolar. Para una experiencia de aprendizaje óptima es importante el control periódico de los oídos de los niños y niñas y su tratamiento según cada situación particular. Una buena función auditiva es primordial para el desarrollo del lenguaje y contribuye a la inclusión social, escolar y laboral de las personas en las distintas etapas de la vida.

Algunas estrategias de prevención para evitar daños en la audición consisten realizar el tamizaje auditivo a los recién nacidos, vacunar a los niños contra las enfermedades de la infancia, realizar los controles durante el embarazo, evitar el uso de medicamentos que puedan ser nocivos para la audición y consultar al equipo de salud ante signos de alarma.

Para proteger la audición durante todas las etapas del curso de vida es necesario evitar los sonidos intensos y constantes porque deterioran la capacidad de oír. Esto implica moderar el volumen de auriculares y parlantes, así como utilizar protección auditiva en los entornos laborales ruidosos.

El Ministerio de Salud de la Nación, a través del Programa Nacional de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia, trabaja junto con todas las jurisdicciones del país en la provisión de elementos para la detección temprana y el tratamiento para la rehabilitación de las niñas, niños y adolescentes que lo requieren.

Categorías:Sector Público

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s