Entidades

Gastón Morán, presidente de ANLAP: “La política del medicamento es una política sanitaria”

/FEMECON/


Gastón Morán, presidente de la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos -ANLAP- disertó en el encuentro virtual “La producción pública de medicamentos” organizado por el Grupo PAIS -Pacto Argentino para la Inclusión en Salud-.

El encuentro, que contó también con la participación del ex-presidente de la Agencia Adolfo Sánchez de León, ahondó en el rol fundamental que cumple el organismo y la importancia que tiene en la innovación y la política industrial.

Gastón Morán subrayó el impacto de la incorporación de la Secretaría de Políticas de Medicamentos y señaló que hoy es el ámbito donde se discute el acceso y que cuenta con la participación de financiadores públicos y la producción pública a través de la ANMAT. “Planteamos cómo hacer para que todo funcione en una política pública nacional. Lo primero es buscar la necesidad sanitaria y luego volcarla en el desarrollo de la producción”, dijo y adelantó que ya se firmó un acuerdo “para la inyección de 500 millones de pesos para la producción de medicamentos” este año.

Un poco de historia

La producción pública de medicamentos tiene una larga historia en el país y se remonta a 1916 con la creación del Instituto Bacteriológico y continúa con el Primer Plan Quinquenal de Perón que incluyó un punto destinado a la “promoción de la industria farmacéutica y la fabricación de medicamentos por parte del Ministerio para modificar precios de mercado” y la creación de la EMESTA, primera fábrica nacional de medicamentos impulsada por Ramón Carrillo.

La historia sigue en 1947 con la creación del Laboratorio Industrial Farmacéutico (LIF) en la provincia de Santa Fe y en los años 60 el instituto antirrábico de la provincia de Buenos Aires se convirtió en el Instituto Tomás Perón. El interés por una política que privilegiara al medicamento como un bien social siguió su impulso con el decreto Nro. 3681 de Arturo Illia en 1964, mediante el cual se donó fondos reservados de la presidencia para la construcción de una Planta de Proteínas Plasmáticas bajo la órbita de la Universidad Nacional de Córdoba y nace así el Instituto de Hemoderivados.

Luego, con la crisis del 2000 se registró un fuerte incremento en la producción pública de medicamentos y en el 2007 se conformó junto a universidades nacionales y laboratorios productores de escala industrial y hospitalaria, el RELAP (Red de Laboratorios de Producción Pública de Medicamentos).

Sin embargo, el primer intento a nivel nacional para ordenar y fortalecer esta política sanitaria llegó en el 2008 con la creación del Programa Nacional para la Producción Pública de Medicamentos, Vacunas y Productos Médicos Y continuó con la sanción en 2011 de la ley 26688 que declaró interés nacional a la investigación y producción de medicamentos, vacunas y productos médicos como bienes sociales, con el objetivo de promover la accesibilidad y propiciar el desarrollo científico y tecnológico, con el Ministerio de Salud de la Nación como autoridad de aplicación.

Finalmente, en diciembre de 2014 se crea la Agencia Nacional de Laboratorios Públicos -ANLAP- cuya función es garantizar el cumplimiento de la ley anteriormente mencionada.

“Durante mucho tiempo la producción pública de medicamentos estuvo relacionada con las crisis hasta la creación de la ANLAP que arranca con una política estable, uno de los grandes logros de la Agencia”, explicó Adolfo Sánchez de León y subrayó que se trató de “una apuesta estratégica con el objetivo de no igualar para abajo”. En este sentido, dijo “los laboratorios (que forman parte de la Agencia) tienen que lograr los estándares de la ANMAT, que son muy altos, de nivel internacional y que acompañan estándares de países centrales”.

La ANLAP hoy

“En el 2016 se puso en marcha la ANLAP con presupuesto propio y con la posibilidad de otorgar transferencia a los laboratorios públicos y establecer políticas estratégicas”, señaló Sánchez de León y aclaró que “no todos los laboratorios públicos producen medicamentos: las universidades se especializan en investigación y desarrollo para hacer transferencia tecnológica a los laboratorios públicos”.

Morán por su parte, explicó que la ANLAP “fomenta la producción pública pero no tiene poder de policía, la regulación está a cargo de la ANMAT” y explicó que los laboratorios que quieren sumarse “firman un acta de adhesión a la Ley de la agencia donde hay una serie de derechos y obligaciones”.

Entre los muchos proyectos en los que intervino la Agencia, Sánchez de León señaló la vacuna contra la rabia humana en Salta, la vacuna de fiebre amarilla con el ANLIS, el diagnóstico precoz de Chagas neonatal junto a Laboratorios Chaqueños, el desarrollo de drogas anti TBC con el PROFARSE de Río Negro y LIF de Santa Fe. Además, se logró la reconversión de la planta de sueros del Laboratorio de Especialidades Medicinales, el final de obra y equipamiento para la Universidad Nacional de La Rioja y la construcción y equipamiento para La Pampa.

Hoy, explicó Morán, la Agencia trabaja en diferentes lineamientos estratégicos como la promoción de estándares de calidad con apoyo y acompañamiento a los laboratorios públicos en los procesos de certificación ante la ANMAT; en investigación a través del desarrollo y la producción de medicamentos estratégicos; en la articulación y complementación de la matriz productiva estatal y en actividades vinculadas al fortalecimiento institucional.

En el marco de la pandemia Morán sostuvo que se está trabajando “en el fortalecimiento de los laboratorios en sus capacidades para brindar respuesta a las necesidades específicas dirigidas a atender la emergencia”.

Para este año, una de las principales líneas de trabajo está dirigida a la vinculación estratégica entre la Agencia y el Ministerio de Ciencia y Tecnología y en ese sentido, Morán habló del lanzamiento de una convocatoria para presentar proyectos para la producción de vacunas para enfermedades de control estratégico y otra línea para la investigación para desarrollo y producción de sueros antivenenos antitoxinas y antivirales y medicamentos para enfermedades desatendidas. También apuntan a proyectos que apuesten a la modernización tecnológica para escalado y adecuación a la normativa de la ANMAT en la producción de vacunas, especialidades medicinales y productos médicos.

Se prevé asimismo -para favorecer la vinculación estratégica entre la ANLAP y el Ministerio de Producción- un acuerdo marco entre la Agencia y la Dirección Nacional de Compre Argentino con créditos blandos a 70 meses y subsidios de hasta 40 millones de pesos.

Para profundizar el trabajo federal, Morán adelantó que se está trabajando en la habilitación del nuevo depósito del Laboratorio Puntanos, el Laboratorio Pampeanos y el Laboratorio de la Universidad de La Rioja, así como el registro del Serocovid FEDERAL y producción pública al igual que del Misoprostol y del cannabis medicinal.

Categorías:Entidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s