Entidades

Edmundo Filippo: “El consenso es el único camino razonable”

/FEMECON/


Edmundo Filippo, presidente de la Asociación de Médicos de San Martín y Tres de Febrero hoy está al frente de la Secretaría de Prensa de la COMRA en representación de FEMECON. El rol de la Confederación Médica en la pandemia, el recurso humano, la actualidad del sistema de salud y la necesidad de lograr consensos para una salida en forma conjunta.

¿Cómo evalúa el escenario del sistema de salud y cómo está trabajando la COMRA en ese sentido?

La situación desde el punto de vista de la enfermedad Covid19 es gravísima. No solo por el aumento de casos que se considera que está mucho más allá de lo que se sabe por los testeos. Es gravísima también porque está sobrepasando la capacidad de las instituciones sanitarias tanto desde el punto de vista público como privado. La situación no es la misma del año pasado, cuando se tomó una medida muy importante como fue la cuarentena. Por más discutida que sea en cuanto a su extensión, sirvió para que las instituciones médicas mejoraran su situación para hacerle frente a lo que se veía venir. Permitió aumentar el número de camas de terapia y se incrementó la cantidad de respiradores en una proporción importante. Sin duda sirvió para mejorar la infraestructura y preparar mejor al sistema. Nadie se imaginaba que la segunda ola iba a llegar tan rápido y tan violentamente.

Desde el comienzo de la pandemia la Confederación tuvo mucha representatividad y mucha actuación.

Frente a la irrupción de esta segunda ola. ¿Cómo está el Recurso Humano?

De 180 mil médicos que hay en el país aproximadamente, 2400 son intensivistas, que son el recurso humano básico. Ya son una proporción ínfima en situaciones normales por lo tanto en esta situación es dramático. El primer problema con el recurso humano es la falta de personal especializado, pero también es la enfermedad y el agotamiento por el temor a infectarse y estar en continuo riesgo. El personal que se enferma no consigue reemplazo y el que continúa trabajando está agotado. Esto es peligroso para los profesionales y para los enfermos. Tenemos que reconocer que ningún gobierno se ocupó del recurso humano, algo sobre lo que vienen insistiendo las instituciones médicas desde hace muchísimos años. Desde hace tiempo sabemos que hay especialidades críticas, que lo son porque no se eligen a nivel privado porque no son redituables o son peligrosas por los juicios de mala praxis y que a nivel público no se consiguen porque los sueldos son bajísimos en relación al riesgo del trabajo. El aumento del recurso humano en especialidades críticas es necesario y urgente. La pandemia sólo hizo agravar una situación que ya existía hace muchos años.

¿Puede ser esta una oportunidad para repensar qué tipo de profesionales de la salud necesita el país?

Puede ser. Es un tema que hablamos desde la COMRA con representantes del Ministerio de Salud de la Nación, pero no es sencillo. Hay que coordinar las áreas, la cartera sanitaria con la formación de las universidades y a su vez con las provincias y los municipios, y los intereses particulares de cada sector. Es algo que puede llevar muchísimo tiempo y varias generaciones, pero es necesario que se logre un equilibrio.

Mucho se viene hablando de cambiar el sistema de salud. ¿Cuál es su opinión?

El sistema de salud argentino ha sido uno de los mejores del mundo y según mi modesto criterio, era muy bueno. Comprendía la seguridad social que protegía a todos los trabajadores en relación de dependencia cuando las obras sociales cumplían verdaderamente su función y los dirigentes estaban al servicio de ellas. La medicina privada estaba reservada para quienes tenían un alto poder adquisitivo y con el tiempo fue reemplazada por la medicina prepaga. Y por último, para quienes no tenían acceso a la medicina privada ni trabajo formal, estaba la salud pública. En alguna medida sigue siendo igual pero ya no funciona como cuando cumplía con los requisitos lógicos de equidad y de equilibrio. Dejó de funcionar hace ya muchísimos años.

¿Cuál fue fue el motivo?

De a poco el hospital público se desfinanció y no sólo no se aumentaron los presupuestos sino que disminuyeron. Al mismo tiempo se encarecieron los recursos, tanto desde el punto de vista de la infraestructura, como insumos y aparatología.
Las obras sociales también sufrieron el encarecimiento de la salud por el avance de las tecnologías y el precio de los medicamentos, pero mucho hubo en la seguridad social de uso de fondos por parte de los sindicatos, para otros fines. Con la medicina privada pasó que al encarecimiento de los recursos se le sumó la regulación de los aumentos por parte del Estado. Mientras no pueden aumentar su recaudación sin autorización, los gastos se incrementan mucho más allá de la inflación. Se calcula que los costos en salud superan un 40 por ciento la inflación general del país. La medicina prepaga lo trata de solucionar precarizando el pago a los profesionales y brindando cada vez menos beneficios para sus afiliados.

¿Cuál cree que es la solución?

Con la situación económica que atraviesa el país es delirante pensar en la posibilidad de hacer un cambio en el sistema de salud. Y más cambiarlo hacia la dirección que proponen algunos sectores, que pretenden que el Estado se haga cargo de todo, cuando no tiene lo mínimo para poder mantenerse en este momento.

La solución es sencilla: invertir en la salud pública. Y a su vez, que todos los ciudadanos hagan un uso racional de los recursos. Tanto en la seguridad social como en el hospital público y la medicina privada, hay que cambiar ciertos paradigmas. Darle prevalencia a la Atención Primaria de la Salud y tratar de ahorrar en aparatología, medicamentos innecesarios y cuidar los recursos para volcarlo donde verdaderamente hace falta. En situaciones normales hay un uso exagerado de la tecnología y de medicamentos.

Sobre todas las cosas, tendría que ponerse en funcionamiento la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías, para que establezca qué es necesario y qué no, para que el sistema de salud sea sostenible y equitativo.

¿Considera que en este escenario de pandemia es necesario un consenso?

Creo que la única solución en este momento del país para tratar de implementar una política coherente, no puede pasar por otro lugar que no sea el consenso. Se están utilizando muchos recursos políticos y falsas noticias que está empeorando el estado psicológico de la población, que influye directamente en el cumplimiento o no de las medidas de prevención. En forma permanente estamos bombardeados por falsas informaciones y si bien no son reales, generan inquietud y desconcierto. El consenso es el único camino razonable para resolver cualquier situación en cualquier momento.

Qué es la COMRA

“Las organizaciones médicas no sindicales -Círculos, Federaciones y Confederación- son asociaciones civiles, antes llamadas sin fines de lucro. Estas asociaciones no tienen personería gremial y por lo tanto no participan de las discusiones paritarias” explica Filippo y subraya que son ellas, “las entidades de primer y segundo grado y la Confederación quienes han defendido y conseguido beneficios mucho más importantes que las entidades gremiales”. La COMRA, como asociación civil encuadrada en el nombre de una asociación gremial pero sin personería, representa a todo el país y trabaja con una mirada federal.“La función histórica de la COMRA fue siempre tratar de participar en las grandes decisiones políticas que involucran a la salud. Con las actuales autoridades del Ministerio de Salud, la Confederación tiene una gran presencia y es un interlocutor representativo de los médicos del país frente a las autoridades nacionales”, señala su Secretario de Prensa.

Integran COMRA:
Federación Médica del Conurbano Bonaerense (Femecon), Federación Médica Gremial de la Capital Federal (Femeca), Círculo Médico de Catamarca, Colegio Médico Gremial de Chaco, Federación Médica del Chubut, Federación Médico Gremial de la Provincia de Córdoba, Federación Médica Gremial de Corrientes, Federación Médica de Entre Ríos, Federación Médica de Formosa, Colegio Médico de Jujuy, Colegio Médico de La Pampa, Colegio Médico Gremial de La Rioja, Federación Médica de Mendoza, Federación Médica de Misiones, Federación Médica de Neuquén, Federación Médica de Río Negro, Círculo Médico de Salta, Colegio Médico de San Juan, Fed. Médica Gremial de San Luis, Colegio Médico de Santa Cruz, Federación Médica de Santa Fe, Asociación Médica de Tierra del Fuego, Colegio Médico de Tucumán.

“Somos una institución de puertas abiertas”

En este contexto de pandemia, la Secretaría de Prensa y Difusión de la COMRA se adaptó a los nuevos modelos de comunicación emergentes. “Hoy en día las redes sociales y las herramientas de distribución masiva de contenidos tienen un gran potencial, diversificar los canales nos permitió llegar a distintas audiencias tanto internas, como los médicos que integran las distintas filiales de la Confederación, y externas, como los comunicadores y productores de medios”, dice Filippo.

El mensaje de la institución y de los médicos llega a todo el país a través de la Red de Comunicación Interfiliales COMRA, conformada por los referentes de prensa de cada filial de la Confederación en las distintas provincias de manera federal.

La política de comunicación de la Secretaría de Prensa y Difusión de la COMRA se construyó en estos años y se consolidó durante la emergencia sanitaria declarada por el COVID-19 en diferentes prácticas. “Somos una institución de puertas abiertas. Uno de los propósitos de nuestra área de prensa es brindar la información que necesiten los profesionales de la salud y colaborar con la tarea de los comunicadores” enfatiza el Secretario de Prensa y explica: “Designamos voceros por especialidad médica y temas sanitarios que pudieran abordar cada una de las consultas específicas que recibimos”. Además, la secretaría a su cargo brinda información clave a partir de datos y estadísticas y considera esencial el carácter federal de la información. “A partir del carácter federal de la Confederación Médica pudimos atender las consultas y pedido de datos en torno a la situación de cada provincia”, sostiene.

“La Secretaría a mi cargo cuenta con la inestimable colaboración de la periodista Carolina Cardozo,a quien le hago llegar mi reconocimiento”, concluye Edmundo Filippo.

Categorías:Entidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s