Sector Público

Día Mundial sin Tabaco: Salud brinda nuevas recomendaciones para el tratamiento de la adicción al tabaco

/Ministerio de Salud de la nación/


Esta año además se conmemoran los 10 años de la Ley 26.687 que regula la publicidad, promoción y consumo de los productos elaborados con tabaco.

En el marco del Día Mundial Sin Tabaco, cuyo lema para este año es “Tomá el compromiso de dejar de fumar”, el Ministerio de Salud de la Nación conmemora los 10 años de la Ley 26.687 de Control de Tabaco y establece nuevas recomendaciones basadas en estándares internacionales y la opinión de expertos.

“La 4º Encuesta Nacional de Factores de Riesgo (ENFR) realizada en 2018 muestra que todavía el 22,2% de la población adulta consume tabaco y que el 1,1% refirió haber usado un cigarrillo electrónico. Por otra parte, casi 1 de cada 4 argentinos refirió estar expuesto al humo en espacios cerrados, por tales motivos, aún tenemos mucho por seguir trabajando porque incrementar el abandono del tabaco en los adultos es de vital importancia para mejorar la salud pública y reducir la mortalidad a corto y medio plazo”, afirmó la secretaria de Acceso a la Salud, Sandra Tirado.

En ese sentido, desde el Programa Nacional de Control de Tabaco (PNCT) se avanzó en la actualización de la Guía Nacional de Práctica Clínica (GPC) de Tratamiento de la Adicción de Tabaco que contiene recomendaciones, basadas en evidencia científica sobre diagnóstico, tratamiento y seguimiento de personas que fuman, y que han recaído en su tratamiento, con el objetivo que dejen de fumar.

Entre las nuevas recomendaciones de la guía se incluyen resaltar las estrategias de telemedicina e incorporar la teleconsulta; incorporar recomendaciones de extensión de tratamiento ante riesgo de recaída; destacar la función de los profesionales de odontología y farmacia en la intervención de la cesación; incorporar nuevas combinaciones farmacológicas; y reorganizar la información de las recomendaciones de tratamiento farmacológico por nivel de dependencia.

Además, se incluyó en el apartado de “tratamientos no validados” el uso de cigarrillo electrónico debido a que su comercialización está prohibida por la ANMAT por falta de seguridad (riesgo de enfermedad pulmonar grave) al no ser efectivo para la cesación total, produciendo principalmente un mantenimiento de la adicción a la nicotina inhalada.

El proceso de elaboración de la guía fue coordinado conjuntamente por la Dirección Nacional de Abordaje Integral de las Enfermedades No Transmisibles (DNAIENT) y el Programa Nacional de Garantía de Calidad de la Atención Médica, en colaboración con expertos de numerosas entidades científicas y académicas.

A 10 años de la Ley 26.687

Por otra parte, la cartera sanitaria nacional conmemora los 10 años de la sanción de la Ley 26.687 para la regulación de la publicidad, promoción y consumo de los productos elaborados con tabaco, una norma que permitió disminuir el consumo de tabaco a nivel nacional ya que, según la Encuesta Nacional de Factores de Riesgo, en 2005 el 29,7 % de la población fumaba, cifra que en 2018 se redujo al 22,2 %.

Asimismo, la Encuesta Mundial de Tabaco en Jóvenes (EMTJ – 2018) refleja que un 20,2% de los adolescentes de 13 a 15 años encuestados refirió haber consumido alguna forma de tabaco en los últimos 30 días, cuando este porcentaje era del 24,5 en 2007.

En relación a esto, Graciela Abriata, directora Nacional de Abordaje Integral de Enfermedades No Transmisibles, subrayó “la importancia que ha tenido la Ley de Control de Tabaco como antecedente para el control de todos los factores de riesgo de estas enfermedades y el impulso para políticas de salud poblacional que promueven entornos saludables, como todos aquellos espacios o ambientes donde las personas nacen, crecen y se desarrollan hasta el final de la vida”.

Por su parte, el coordinador del Programa Nacional de Control de Tabaco, Mario Virgolini, sostuvo que “para promover el abandono existen políticas efectivas, tales como precios altos mediante impuestos, restricciones para fumar en lugares públicos; advertencias sanitarias y campañas de comunicación. Esta guía es una herramienta destinada a orientar las prácticas de los equipos de salud en el ejercicio de intervenciones basadas en la evidencia, a fin de contribuir a un adecuado apoyo y acompañamiento para que la población deje de fumar y mejore su salud”.

En Argentina, mueren más de 47.000 personas por año por enfermedades relacionadas con el tabaco. Ningún consumo de tabaco es seguro para la salud ya que comienza a dañar el organismo ni bien se comienza a fumar. Incluso unos pocos cigarrillos por día (1 a 4 cigarrillos) afecta la salud aumentando el riesgo de enfermedad cardiovascular. Sin embargo, y no menos importante, desde el primer día en que se abandona el consumo de tabaco se producen cambios positivos en el organismo.

Categorías:Sector Público

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s