Sector Público

Clausura de la 74.a Asamblea Mundial de la Salud

/OMS/

En la Asamblea Mundial de la Salud celebrada este año se aprobaron más de 30 resoluciones y decisiones concernientes a diversas áreas de la salud pública: decisiones sobre diabetes, discapacidades, violencia contra los niños, atención oftalmológica, hepatitis e infecciones de transmisión sexual, producción local de medicamentos, paludismo, enfermedades tropicales desatendidas, enfermedades no transmisibles, enfermería y partería, salud bucodental, determinantes sociales de la salud y orientaciones estratégicas para los trabajadores sanitarios y asistenciales.

Clausura de la 74.a Asamblea Mundial de la Salud

En sus palabras de clausura, el Director General de la OMS, Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, recordó a los delegados que el tema de esta Asamblea era «Poner fin a esta pandemia y prevenir la próxima: construyamos juntos un mundo más sano, más seguro y más justo».

«Estamos muy esperanzados por el continuo descenso del número de casos y defunciones a nivel mundial, pero si algún país creyera que el peligro ha pasado, eso sería un error garrafal», dijo el Dr. Tedros, al tiempo que instó a los países a comprometer su apoyo al logro de las metas fijadas, consistentes en vacunar al menos al 10% de la población de todos los países para el final de septiembre, y al menos al 30% para el final del año.

«Un día, esperamos que muy pronto, habremos dejado atrás la pandemia, pero seguiremos enfrentados a las mismas vulnerabilidades por las cuales un pequeño brote se convirtió en una pandemia mundial.»

«Por eso, creo que la recomendación que más contribuirá a fortalecer, tanto a la OMS como la seguridad sanitaria mundial, es la que aboga por la elaboración de tratado sobre preparación y respuesta frente a pandemias.» El Dr. Tedros reiteró que una OMS vigorosa debe contar con financiación adecuada, según lo han identificado todos los exámenes de expertos presentados en esta Asamblea. El Dr. Tedros instó a los Estados Miembros a aprovechar este momento decisivo y fijar el rumbo hacia un modelo de financiación sostenible.

Hoy, la Asamblea de la Salud se centró en las cuestiones siguientes:

Fortalecimiento de la preparación y respuesta de la OMS frente a emergencias sanitarias

La COVID-19 y otros brotes de enfermedades, así como las crisis humanitarias continuadas, ponen de relieve la necesidad de adoptar un enfoque colectivo y coordinado más sólido respecto de la preparación y respuesta frente a emergencias sanitarias.

Hoy, los Estados Miembros acordaron volver a reunirse en noviembre, en una reunión especial de la Asamblea Mundial de la Salud, a fin de considerar el desarrollo de un tratado mundial de la OMS.

«Necesitamos un compromiso generacional que trascienda de los ciclos presupuestarios, los ciclos electorales y los ciclos mediáticos; que establezca un marco general destinado a interrelacionar los mecanismos políticos, financieros y técnicos necesarios para fortalecer la seguridad sanitaria mundial», dijo el Dr. Tedros. Ese tratado «propiciaría el mejoramiento del intercambio, la confianza y la rendición de cuentas y sentaría bases sólidas sobre las que construir otros mecanismos de seguridad sanitaria mundial.»

Además, los Estados Miembros aprobaron una resolución en la que reafirmaban la función de la OMS como autoridad encargada de dirigir y coordinar los trabajos en emergencias sanitarias y más allá, y apoyar a los gobiernos en sus empeños por construir sistemas de salud resilientes y alcanzar la cobertura sanitaria universal.

La resolución incluye recomendaciones para que la OMS refuerce sus actividades actuales y futuras, en particular mediante la convocatoria de un grupo de trabajo abierto a la participación de todos los Estados Miembros, encargado de abordar el fortalecimiento de la preparación y respuesta de la OMS frente a emergencias sanitarias y examinar recomendaciones incluidas en diversos informes recibidos en esta Asamblea. Se pidió al grupo de trabajo que informara a la reunión de la Asamblea que tendrá lugar el año próximo.

La resolución pide a los Estados Miembros que proporcionen financiación sostenible, continúen respondiendo a la pandemia y fortalezcan sus capacidades de preparación, en particular en lo concerniente al personal, las actividades de investigación y los sistemas de vigilancia; también les pide que adopten un enfoque de Una Salud y, al mismo tiempo, prosigan, en un espíritu de cooperación mundial, con sus actividades de intercambio de información fiable y lucha contra la infodemia y la estigmatización, y velen por que los esfuerzos de la respuesta no vayan en detrimento de otros problemas sanitarios.

El Director General agradeció a los Estados Miembros la aprobación de esa «resolución histórica», así como su apoyo al fortalecimiento de la OMS. «Los informes del IPPR, el Comité de Examen del RSI y el Comité Independiente de Asesoramiento y Supervisión coinciden en que el mundo necesita una OMS más fuerte en el centro de la arquitectura sanitaria mundial. A tenor de los informes y de lo que muchos Estados Miembros han resaltado, el cambio de paradigma en lo que atañe a la cantidad y calidad de la financiación para la Secretaría es una cuestión crucial.»

La resolución sobre Fortalecimiento de la preparación y respuesta de la OMS frente a emergencias sanitarias está disponible en https://apps.who.int/gb/ebwha/pdf_files/WHA74/A74_ACONF2-sp.pdf.

La decisión sobre está disponible en https://apps.who.int/gb/ebwha/pdf_files/WHA74/A74_ACONF7-sp.pdf.

Salud mental durante emergencias de salud pública

Los países reconocen cada vez más la importancia creciente de esta área. Por ejemplo, durante la pandemia se ha duplicado el número de países que cuentan con una plataforma multisectorial de coordinación para prestar apoyo psicosocial y de salud mental en emergencias humanitarias, mientras que el 90% de los Estados Miembros que respondieron a una encuesta de la OMS realizada a principios de 2021 notificaron que la salud mental y el apoyo psicosocial estaban incluidos en sus planes de respuesta a la COVID-19.

En 2020 la OMS elaboró, en colaboración con algunos asociados y en diferentes idiomas, una amplia gama de recursos, entre ellos: una guía de gestión del estrés para el público en general, una guía sobre competencias psicosociales básicas para dar respuesta a la COVID-19, y un instrumento para ayudar a los adultos mayores a mantener el bienestar mental. Además, la OMS contribuyó a la elaboración del primer programa de despliegue rápido de expertos en salud mental y apoyo psicosocial durante emergencias humanitarias y de salud pública. El programa se puso en marcha en enero de 2020 y, hasta la fecha, ha realizado más de 20 despliegues.

Los delegados en la Asamblea Mundial de la Salud aprobaron el Plan de acción integral sobre salud mental 2013-2020, incluidos los indicadores y las opciones de aplicación actualizados del plan. Por primera vez, el plan incluye un indicador sobre preparación para prestar apoyo psicosocial y de salud mental durante emergencias.

Sírvase tener en cuenta que el día 2 de junio, con posterioridad a la Asamblea Mundial de la Salud, se celebrará la reunión del Consejo Ejecutivo. El orden del día provisional y la lista de miembros del Consejo Ejecutivo están disponibles aquí, respectivamente.

Categorías:Sector Público

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s