Entidades

Estiman la actualización del gasto necesaria para garantizar la cobertura del Programa Médico Obligatorio

/FEMECON/


La Universidad Isalud y Prosanity Consulting presentaron la actualización de la estimación del gasto necesario para garantizar la cobertura asistencial contenida en el Programa Médico Obligatorio a julio de 2020, que considera además los indicadores de uso verificados durante el lapso de tiempo que va desde abril de 2020 a septiembre de 2020 inclusive, al que denominan “período COVID”.

“Tener datos nos permite hacer política sanitaria basada en la evidencia”, dijo Rubén Torres, rector de Isalud al tiempo que celebró que exista una mesa donde “todos puedan dar sus opiniones e intercambiarlas en plena libertad”.

Ernesto van der Kooy presidente de Prosanity Consulting explicó que “las tasas y frecuencias de uso de cada una de las prestaciones del PMO se habían modificado, en algunos casos sustancialmente, y por eso. decidimos hacer una actualización considerando la variante de precios de un año a otro y con la obligación de hacer un análisis de lo que ocurrió con las tasas de uso de cada uno de las prestaciones durante el período abril-septiembre como período Covid, entendiendo que no ha finalizado”.

De este modo, si se considera sólo el valor que debe financiar el Seguro Social Obligatorio (sin los coseguros), en el semestre analizado surge un valor de $ 2.136,27 que comparado al de la actualización de julio de 2020 de $ 2.541,53, significó una reducción porcentual del 16%. En el trimestre abril-junio 2020 el valor resultante es de $ 1.785,54. Si se compara al de la actualización de julio de 2020 de $ 2.541,53, significó una reducción porcentual del 30%, mientras que en el trimestre julio-septiembre 2020 el valor determinado fue de $2.399,51 que comparado al de la actualización de julio de 2020 de $ 2.541,53, representó una reducción porcentual de solo un 2%.

“Si consideramos lo financiado por los Agentes de Salud y lo financiado por el beneficiario de bolsillo el costo per cápita del PMO época Covid mantiene una reducción de alrededor del 16% con escasas variantes, según se consideren los valores de coseguros” dijo van der Kooy.

El trabajo revela que cayeron considerablemente las prestaciones habituales y aparecieron las relacionadas a Covid al tiempo que crecieron las visitas domiciliarias, y sobre todo en salud mental. “Hubo un impacto en la caída de consultas, internaciones y prácticas al comienzo de la pandemia”, dijo y subrayó que “de alguna forma impactan en la salud de la población, el devenir del tiempo nos dirá cómo”.

Obras sociales y prestadores privados

Los resultados obtenidos en el estudio de investigación también muestran que “los agentes de salud han tenido un costo menor por prestaciones PMO del orden del 16%, que lo que hubiera sido habitual, en todo el período considerado. En el primer trimestre analizado (abril-junio) alrededor de un 30% menos y cerca del 2% menos en el segundo trimestre (julio-septiembre)”. Según las conclusiones del trabajo, “ese menor costo, en el que está incluido el costo agregado por atención Covid, ha sido resultado de una merma importante, sobre todo en el primer trimestre de prestaciones habituales. Esto pudo haber significado, junto al fuerte apoyo de la SSS, una reducción del pasivo durante este período para algunas OOSS, aunque para otras solamente la disminución del déficit mensual que padecen al no alcanzar aún con esta disminución a cubrir el costo del PMO. Así se visualiza claramente en la cantidad de OOSS y de afiliados cubiertos por ellas que aún en este período no han alcanzado a cubrir el costo de aquello que están obligadas a brindar. El menor costo del PMO durante estos dos períodos analizados no modifica la grave situación del sector, sino que posiblemente sólo haya retrasado la grave crisis que se avecina y la toma de decisiones imprescindibles para hacerlo sustentable”.

En tanto, el sector privado de la salud registró una caída en la ocupación de camas generales y de UTI de hasta un 50% en abril, habiéndose recuperado a un 75% en agosto/ septiembre. Cayeron las cirugías en un promedio del 58% mientras que las prestaciones ambulatorias registraron descensos de casi un 80% inicialmente, recuperándose luego a un 50% y los costos de insumos en la estructura de costos de un establecimiento aumentaron un 40%.

“Durante la pandemia los prestadores de salud han tenido que absorber el impacto de la inflación sin que los valores que cobran por las prestaciones sean actualizados desde comienzos de año. Pese al reconocimiento por su trabajo, los médicos, por ejemplo, mantienen en general los valores ya muy depreciados de honorarios y sueldos similares al del comienzo del año” dice el informe entre sus conclusiones. Y señala que en general, todos los sectores de los trabajadores de la salud aumentaron los riesgos asociados inicialmente con la falta de material de protección y la falta de protocolos y aún con ellos por la exposición continua al virus. “Se potenciaron los riesgos emocionales por ansiedad, cansancio, aislamiento, incertidumbre, el miedo a la infección familiar, la presión del ambiente de trabajo, etc. Los aportes por ATP provenientes del Gobierno Nacional han sido fundamentales para mantener el sector privado prestador activo”, subrayan.

El rol del Estado

Ernesto van der Kooy remarcó “el importante rol del Estado para acompañar al sector privado y el rol de la Superintendencia de Servicios de Salud que acompañó a las obras sociales sindicales”. “Hubo una importante rectoría y gobernanza por parte de los ministerios de Nación y provinciales y un trabajo conjunto con el sector público y privado” dijo y apuntó: “hay que tenerlo en cuenta para futuros análisis”.

También señaló que la cartera de salud “acompañó con aportes al sector privado prestador para pagar sueldos básicamente, mientras que todo el aporte de las obras sociales sindicales fue hecho por la Superintendencia de Servicios de Salud con fondos exclusivos de aportes y contribuciones de los trabajadores”. Y concluyó: “La SSS aseguró un ingreso similar a febrero de 2019 para todas las obras sociales, ayudó mucho con adelanto de fondos a través del SUR y además generó un módulo de cobertura por Covid que subsidió parte del gasto”.

Categorías:Entidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s