Entidades

El Colegio de Odontólogos platense informó acerca de qué hacer ante el sangrado de las encías

/Difusión Colegio de Odontólogos de la provincia de Buenos Aires/


Si luego de la higiene bucal, ya sea de cepillado o de la limpieza con hilo dental, aparece en las encías algo de sangre, es importante saber que no es normal. Podríamos estar ante el comienzo de una enfermedad periodontal. Informate sobre la importancia de iniciar un tratamiento de forma oportuna.

Sangrado en las encías: ¿qué hacer ante esta situación?

Al principio, por lo general, se manifiesta con poca presencia de sangre y aparece un color rosado en los restos de crema dental. Sin embargo, por pequeña que parezca la mancha roja -o rosada- siempre hay que estar atentos ante estas circunstancias que no son normales.

Si bien son diversos los motivos por los cuales las encías sangran (gingivitis, cepillado brusco, o como resultado de efectos hormonales en el embarazo), entre las principales causas está la acumulación de placa en los bordes de las encías. Esta concentración bacteriana, con el paso del tiempo, se va endureciendo hasta convertirse en cálculo (que vulgarmente se conoce como sarro).  A su vez las bacterias siguen adhiriéndose al cálculo. Como resultado de este proceso se irritan las encías hasta hacerlas sangrar. En caso de no tratarse ni tomar los recaudos suficientes, el problema puede avanzar.

Otra de las causas puede estar asociada a la limpieza dental con cepillos de cerda dura, o con fricción excesiva del hilo dental sobre las encías. También pueden incidir el uso de algunos analgésicos (que son anticoagulantes), prótesis dentales mal ajustadas, y la falta de vitamina C o vitamina K.

¿Qué hacer?

La forma más adecuada para reducir la acumulación de placa y la aparición de sangre en las encías es mejorar las rutinas de higiene y cuidado de la cavidad bucal. Para ello es recomendable cepillarse después de cada comida, con una crema dental con flúor (y con cepillo de cerdas suaves). También se debe usar hilo dental, al menos una vez al día, para limpiar los espacios donde no llega el cepillo.  

Es fundamental para mantener la boca sana llevar una dieta saludable. La misma debe ser baja en azúcares y carbohidratos, ya que la ingesta de estos elementos (ya sea en bebidas, golosinas o alimentos) incrementa el riesgo de padecer problemas en la cavidad bucal. 

Revisiones periódicas

Es conveniente consultar al odontólogo al menos una vez al año, incluso aunque no haya síntomas ni molestias, para hacer revisiones periódicas y contribuir a mantener la boca sana.  

Categorías:Entidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s