Entidades

“La hepatitis no puede esperar”: la Sociedad Argentina de Pediatría recordó el día mundial de lucha contra la enfermedad

/Sociedad Argentina de Pediatría/


El 28 de julio de cada año se celebra el Día Mundial contra la Hepatitis para concientizar sobre las hepatitis vírales, que inflaman el hígado y provocan diversas enfermedades graves, entre ellas el cáncer de hígado. El tema de este año es: «La hepatitis no puede esperar». Con él se hace hincapié en la necesidad urgente de actuar para eliminar esta enfermedad como amenaza para la salud pública de aquí al 2030. No podemos esperar más: cada 30 segundos fallece una persona por complicaciones relacionados con las hepatitis víricas, incluso durante la actual crisis causada por la COVID-19. 

Datos nuevos sobre las hepatitis virales (OMS, 2021):

A nivel mundial:

  • La reducción de la incidencia de infección por el virus de la hepatitis B es una de las pocas metas de salud de los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la que se está avanzando según lo previsto.
  • Según los datos más recientes, 9,4 millones de personas están recibiendo tratamiento para la hepatitis C crónica, lo cual es casi diez veces más que en el 2015. Este aumento de la escala de tratamiento ha sido suficiente para revertir por primera vez la tendencia creciente de mortalidad por hepatitis C. En Egipto, el acceso universal al tratamiento ha permitido reducir tanto la mortalidad como la incidencia.
  • Las hepatitis B y C causan anualmente 1,1 millones de muertes y 3 millones de infecciones nuevas.
  • Solo en el 10% de las personas con hepatitis B crónica la infección llega a diagnosticarse; de ellas, solo el 22% reciben tratamiento.
  • En cuanto a la hepatitis C, solo en el 21% de las personas infectadas llega a diagnosticarse; de ellas, el 62% reciben tratamiento.
  • La disminución de precios ha hecho del tratamiento de la hepatitis C una intervención asequible de gran impacto, pero es preciso aumentar la cobertura en casi seis veces durante el próximo decenio para alcanzar los objetivos de erradicación para el 2030.

En la Región de las Américas:

  • Según los datos más recientes, en toda la Región de las Américas hay cada año 10 000 nuevas infecciones por el virus de la hepatitis B, que podría estar causando hasta 23 000 muertes anuales.
  • Según las estimaciones más recientes de la OMS, en toda la Región de las Américas se producen cada año 67 000 nuevas infecciones por el virus de la hepatitis C, que podría estar causando hasta 84 000 muertes anuales.
  • Solo en 18% de las personas con hepatitis B la infección llega a diagnosticarse; de ellas, apenas el 3% reciben tratamiento.
  • Solo en 22% de las personas con hepatitis C crónica la infección llega a diagnosticarse; de ellas, solo el 18% reciben tratamiento.
  •  

Mensajes para la población:

  • Las personas que tienen hepatitis sin saberlo no pueden esperar, necesitan ya hacerse la prueba.
  • Las personas con hepatitis no pueden esperar, necesitan ya el tratamiento que podría salvarles la vida.
  • Las embarazadas no pueden esperar, necesitan ya el tamizaje y tratamiento de la hepatitis.  
  • Los recién nacidos no pueden esperar, necesitan ya la vacuna para la hepatitis B al nacer.
  • Las personas afectadas por la hepatitis no pueden esperar, tenemos que acabar ya con el estigma y la discriminación.
  • Las organizaciones comunitarias que se enfrentan a la hepatitis no pueden esperar, necesitan que aumente ya la inversión.
  • Los responsables de las decisiones no pueden esperar más; con voluntad política y financiamiento, deben hacer ya realidad la erradicación de la hepatitis.
  • La eliminación de la transmisión materno infantil del VIH, la hepatitis B, la sífilis y la enfermedad de Chagas no puede esperar. Es fundamental detectar la infección con el virus C de la hepatitis en todas las mujeres embarazadas, para seguir adecuadamente al recién nacido.

Información complementaria:

Las hepatitis B y C son infecciones crónicas que pueden mantenerse asintomáticas durante años o decenios. La baja cobertura de las pruebas diagnósticas y del tratamiento son los problemas más importantes a enfrentar.  

Más del 60% de los casos de cáncer de hígado se deben al diagnóstico y tratamiento tardío de infecciones por virus de hepatitis B y C.

El diagnóstico y el tratamiento oportuno de las hepatitis víricas B y C puede salvar vidas.

En los cinco años transcurridos desde que en el 2016 se adoptó la Estrategia Mundial del sector de la salud contra las hepatitis víricas, la respuesta frente a la hepatitis viral ha sido muy diferente en las distintas regiones y países.

La carrera hacia la eliminación de la hepatitis viral para el 2030 atraviesa un momento crucial: si perdemos el rumbo ahora, el progreso entrará en una fase de meseta y hay riesgo de recrudecimiento.

La orientación provisional de la OMS sobre validación de la eliminación de la hepatitis viral a nivel nacional hace hincapié en que todos los países deben trabajar por la meta común de eliminar la hepatitis viral para el año 2030, con independencia de la carga de morbilidad y mortalidad o de la intensidad de transmisión.

El éxito de la eliminación pasa por ampliar las cinco intervenciones clave:

  • Vacunación contra la hepatitis B
  • Reducción de daños
  • Seguridad de las inyecciones y de la sangre
  • Diagnóstico y pruebas analíticas
  • Tratamiento y atención, y eso solo es posible donde haya un sistema o servicios de salud pública sostenidos a nivel subnacional y nacional.

Las vacunas contra las hepatitis A y B se encuentran incorporadas al Calendario Nacional de Vacunación

Recordar que los niños deben recibir una dosis neonatal de vacuna contra la hepatitis B dentro de las primeras 12 hs. de vida y un esquema de tres dosis a partir de los dos meses.

La vacuna contra la hepatitis B también es gratuita para la población adulta.

La vacuna contra la hepatitis A se aplica en una única dosis a los 12 meses de edad.

En el contexto actual de un mundo abrumado por la pandemia de COVID-19, tenemos que aplicar las enseñanzas y adaptar nuestra respuesta con rapidez. Hay que aprovechar la oportuna realización de pruebas diagnósticas de la COVID-19 para el diagnóstico de la hepatitis y fomentar la prestación de servicios de atención primaria para las personas con hepatitis.

“La hepatitis no puede esperar”

Comité Nacional de Hepatología

Categorías:Entidades

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s