Sector Público

Entra en vigor la nueva Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) de la OMS

/OPS/


Washington, 11 de febrero de 2022 – La undécima Revisión de la Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE-11) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha entrado en vigor, y la última actualización se ha puesto en línea hoy.

Trabajador de salud usando la CIE-11

La CIE proporciona un lenguaje común que permite a los profesionales de la salud compartir información estandarizada en todo el mundo. Es la base para identificar las tendencias y estadísticas sanitarias en todo el mundo, y contiene unos 17 000 códigos únicos para lesiones, enfermedades y causas de muerte, respaldados por más de 120 000 términos codificables. Mediante el uso de combinaciones de códigos, ahora se pueden codificar más de 1,6 millones de situaciones clínicas.

En comparación con las versiones anteriores, la CIE-11 es totalmente digital, con un nuevo formato de fácil uso y capacidades multilingües que reducen la posibilidad de error. Se ha compilado y actualizado con la contribución de más de 90 países y una participación sin precedentes de los profesionales sanitarios, lo que ha permitido pasar de ser un sistema impuesto a los clínicos a una base de datos de clasificación clínica y terminología verdaderamente habilitadora que sirve para una amplia gama de usos para registrar e informar de las estadísticas sobre salud.

«La clasificación internacional de enfermedades es la piedra angular de un sólido sistema de información sanitaria», dijo la Dra. Samira Asma, Subdirectora General de Datos, Análisis y Prestación de Servicios para el Impacto de la Organización Mundial de la Salud (OMS). «La CIE ha sido fundamental para ayudarnos a responder a la pandemia de COVID-19 utilizando datos estandarizados y sigue siendo crucial para el seguimiento de los avances hacia la cobertura sanitaria universal. Esperamos que todos los países aprovechen las nuevas y potentes características de la CIE-11.»

Entre otras actualizaciones, la CIE-11 mejora la claridad de los términos para el público en general y facilita la codificación de detalles importantes como la propagación de un cáncer o el lugar exacto y el tipo de una fractura. La nueva versión también incluye recomendaciones de diagnóstico actualizadas para las afecciones de salud mental y la documentación digital de los certificados COVID-19.

Estas actualizaciones reflejan el progreso reciente de la medicina y los avances en la comprensión científica. Por ejemplo, los códigos relativos a la resistencia a los antimicrobianos están ahora alineados con el Sistema Mundial de Vigilancia de la Resistencia a los Antimicrobianos (GLASS, por su sigla en inglés). La CIE-11 también es más capaz de captar datos sobre la seguridad de la atención sanitaria, lo que permite identificar y reducir los acontecimientos innecesarios que pueden perjudicar la salud, como los flujos de trabajo inseguros en los hospitales.

La CIE es utilizada por las compañías aseguradoras de salud, que toman decisiones de reembolso basándose en la codificación de la CIE, por los gestores de los programas nacionales de salud, por los especialistas en recopilación de datos y por cualquier persona que siga los progresos de la salud mundial y determine la asignación de recursos de salud.

«Un principio clave de esta revisión ha sido simplificar la codificación y proporcionar a los usuarios todas las herramientas electrónicas necesarias, lo que permitirá a los profesionales sanitarios registrar las afecciones de forma más fácil y completa», dijo el Dr. Robert Jakob, jefe del equipo de Terminologías y Normas de Clasificación de la OMS.

Además de las actualizaciones de la codificación y las capacidades, la CIE-11 incluye nuevos capítulos sobre medicina tradicional, salud sexual y trastornos por videojuegos, que se han añadido a la sección de trastornos adictivos.

La CIE-11 fue adoptada en la Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2019 y los Estados miembros se comprometieron a empezar a utilizarla para la notificación de la mortalidad y la morbilidad en 2022. Desde 2019, los países que la adoptaron tempranamente, los traductores y los grupos científicos han recomendado nuevos refinamientos para producir la versión que se publica hoy en línea.

La OMS mantiene su compromiso de apoyar a todos los países a medida que avanzan en la aplicación y ampliación de la CIE-11.


Nota para los editores:

La CIE-11 está vinculada a las denominaciones comunes de la OMS de los productos farmacéuticos, y puede utilizarse para las causas de muerte, la atención primaria, el registro del cáncer, la seguridad del paciente, la dermatología, la documentación del dolor, la alergología, el reembolso, la documentación clínica, los diccionarios de datos para las directrices de la OMS, la documentación digital del estado de vacunación y los resultados de las pruebas de COVID-19, etc. La CIE-11 está diseñada para ser utilizada en varios idiomas con una plataforma central de traducción que garantiza que sus funciones y resultados estén disponibles en todos los idiomas traducidos. Las tablas de transición hacia y desde la CIE-10 apoyan la migración a la CIE-11. Los códigos de extensión de la CIE-11 también pueden utilizarse por sí solos para fines distintos de las estadísticas sanitarias.

Categorías:Sector Público

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s