Entidades

La Federación Bioquímica continúa las negociaciones con las obras sociales atrasadas en los valores de los aranceles

/Difusión Federación Bioquímica de la provincia de Buenos Aires/


Si bien con la mayoría de las obras sociales sindicales la Federación Bioquímica cerró acuerdos con respecto a la pauta arancelaria final correspondiente al año pasado, quedan varias mutuales con las que se sigue negociando.

En ese marco, hay que destacar que FABA se ha visto en los hechos obligada a ejercer, sobre las obras sociales con las que todavía no se ha acordado, una creciente presión en las tratativas, ya que algunas de ellas vienen abonando aranceles muy retrasados en los valores al punto de que no completarían una remuneración acorde ni aunque se acercaran al piso que la Federación Bioquímica demanda y que es de 45%, teniendo en cuenta las obligaciones salariales a las que hay que hacer frente con los empleados de nuestros laboratorios.

También, entre las obras sociales con las que se sigue negociando se encuentran algunas que, además, mantienen deudas con los profesionales del laboratorio de nuestra provincia.

Debe destacarse la flexibilidad que la Federación Bioquímica ha demostrado y demuestra en las negociaciones, proponiendo incluso que las mejoras arancelarias se concreten en distintas etapas, pero ante la reiterada negativa de algunas obras sociales, no cabe otra posibilidad que ejercer mayor presión e ir, al mismo tiempo, analizando qué medidas podrían adoptarse según los casos.

Fondos frescos y reclamos

Por otra parte, el martes 22 de febrero se publicó en el Boletín Oficial la Resolución N° 294/2022 de la Superintendencia de Servicios de Salud por la cual se dispuso la transferencia a las obras sociales de dos mil millones de pesos del Fondo Solidario de Redistribución, en concepto de reintegros por los tratamientos prolongados y más costosos derivados de los tratamientos por el Covid.

Según la disposición, esa suma corresponde “a la cuota presupuestaria en ejecución del mes de enero de 2022”, al tiempo que sostiene que tales fondos “deberán ser utilizados para el pago de los prestadores y proveedores del sistema de salud, con el fin de mantener la cadena de pagos y poder afrontar de modo eficaz y oportuno la situación generada por la pandemia de Covid”.

En este punto hay que recordar que en 2020, esas transferencias sumaron 23.855 millones y el año pasado, otros 30.878 millones de pesos.

Según se ha indicado, el Fondo de Redistribución se financia con una parte de los aportes y contribuciones sobre la masa salarial. No obstante, la Resolución señala que las obras sociales “que al 31 de diciembre de 2022 no tuvieren solicitudes suficientes para cancelar los pagos a cuenta otorgados deberán reintegrar a la Superintendencia de Servicios de Salud el monto abonado en exceso, en el plazo de treinta días de determinada y notificada su cuantía”, lo cual no se ha producido en los dos años precedentes.

Por otra parte, según una versión periodística no desmentida por la Confederación General del Trabajo, el dirigente sindical José Luis Lingeri, en representación de la central obrera, advirtió al gobierno sobre un “colapso” de los servicios de las obras sociales y “reclamó al Estado cubrir los medicamentos costosos”.

Según la misma versión, Lingeri formuló esa advertencia, luego de confirmarse el estancamiento en las negociaciones con el gobierno por un aporte adeudado del año pasado de 4 mil millones de pesos y otro reclamado para 2022 de 32 mil millones.

“La mayor parte de lo que recaudamos en las obras sociales se la llevan los tratamientos por discapacidad. Además, cada nuevo medicamento que aparece de alto costo la Justicia nos obliga a darlo. Hablamos con Alberto Fernández y con los funcionarios y les explicamos pero no pasó nada. Si esto sigue así va a comprometer todo el funcionamiento de las obras sociales y va a terminar por colapsar el sistema”, habría indicado Lingieri a la prensa.

Acuerdos con prepagas

Finalmente, la Federación Bioquímica llegó a un acuerdo con las empresas de medicina prepaga con respecto al traslado a los aranceles profesionales del incremento en el valor de las cuotas que cobran a sus afiliados, que fue de un 9% y que entró en vigencia a partir del primero de enero último. Con la gran mayoría de las compañías del sector se acordó que la suba de los aranceles profesionales de los bioquímicos bonaerenses sería, tal como marca la normativa en vigencia, del 9% desde enero pasado.

Con el resto, las menos, se negoció que la suba arancelaria fuese también del 9% pero pagadero en dos escalones, uno en enero y el restante en febrero.

Los acuerdos, como es habitual, se lograron al cabo de las prolongadas y duras negociaciones que FABA debe sostener con las prepagas médicas toda vez que éstas son autorizadas por el gobierno nacional a aplicar incrementos en los valores de las cuotas de sus afiliados.

Categorías:Entidades

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s