Gremiales

Profesionales del Hospital Pintos de Azul denunciaron «la dura situación» que atraviesa la guardia externa

/Difusión CICOP/


Profesionales de la Salud del Hospital Pintos de Azul denuncian la dura situación que atraviesa la Guardia Externa y proponen posibles soluciones

La Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), Seccional Azul, realizó un detallado informe para explicar a la población “la crítica situación que atraviesa el Servicio de Guardia de Emergencias del Hospital Pintos, que ha sido objeto de debates que trascendieron públicamente”.

En primer lugar, señalaron que “el Hospital Municipal Dr. Ángel Pintos es el único prestador de servicio de Guardia de Emergencias de toda la ciudad y el centro de referencia de todo el Partido de Azul”.

En ese sentido, consignaron que las tareas asignadas a los médicos que se desempeñan en este dispositivo son diversas y más numerosas que en la mayoría de los Servicios de Emergencia de los distintos hospitales de otros municipios y de la provincia.

Los trabajadores aseguraron que “No podemos garantizar la multiplicidad de tareas que implica la guardia externa del Hospital municipal Dr. Ángel Pintos” por lo que instaron a las autoridades municipales a brindar una rápida resolución a la crisis de recurso humano a fin de garantizar la asistencia de la población.

Entre las funciones, enumeraron:

  • Garantizar la atención en la Guardia Externa.
  • Garantizar la atención/seguimiento de los pacientes del Shock Room con una complejidad similar a la de una Terapia Intermedia. Actualmente, se han sumado 2 nuevas camas con la puesta en funcionamiento del nuevo Shock Room.
  • Garantizar la asistencia prehospitalaria (Ambulancia SAME) de la totalidad de la población de Azul. Recordemos que el HZMI Argentina Diego no cuenta con Servicio de Ambulancia de Emergencias, por lo tanto, los médicos de Guardia Externa del Hospital Pintos también están afectados a la asistencia de emergencias pediátricas, obstétricas, etc. Es importante destacar que hemos vuelto a tener a cargo la asistencia de accidentes en todas las rutas aledañas a Azul, como la RN 3, RP 51, RN 226, RP 60, circunstancia antes resuelta parcialmente por empresas privadas. También es relevante mencionar que se realiza un número creciente de atenciones a afiliados de empresas privadas en el casco urbano porque estas no cuentan con personal médico todos los días.
  • Garantizar la asistencia de Urgencias / Emergencias en cualquier paciente internado entre las 12 hs y las 08 hs del día siguiente. Recordemos que se han abierto 13 camas nuevas, debido al armado de la “sala COVID” en el contexto de Pandemia.
  • Garantizar la evaluación/asistencia de todos los pacientes sintomáticos febriles o casos sospechoso COVID también como ÚNICO efector en la localidad, agregando una complejidad logística desde la cuestión de las medidas de aislamiento y de los EPP. La Guardia de Emergencias se ha constituido así en un dispositivo central en el marco de la estrategia de respuesta asistencial en la presente pandemia.

Al respecto, recordaron haber tenido «diversas reuniones para plantear esta problemática y considerar diversas líneas de intervención tanto con las autoridades del Hospital como con las autoridades del área de Salud del Municipio».

«Es conocida la situación de crisis que atraviesan los dispositivos de Guardia de Emergencias en cuanto a la incorporación de nuevos médicos para tener una plantilla profesional acorde a las necesidades actuales y desafíos venideros», agregaron.

También explicaron que en los últimos 3 años “hemos tenido 12 renuncias, 2 pases al servicio de UTI y 2 licencias prolongadas, incorporándose en el mismo período solo 8 profesionales. Esto arroja un saldo de 8 profesionales menos en el servicio (sin discriminar las horas trabajadas). De los 5 profesionales que comenzaron a trabajar en la guardia externa desde que comenzó la Pandemia, renunciaron 3 y 1 de los que permanece en el servicio no realiza guardia todas las semanas».

En esa línea, detallaron:

-Que el desgaste sufrido durante estos dos años de Pandemia ha sido inusitado y que lleva a los y las profesionales a una situación de agotamiento extremo.

-Asimismo, en los últimos 5 años la gran mayoría de los médicos del Hospital Pintos redujo sus horas de contrato en el Servicio de Emergencias, pasando de 24 hs a 12 hs semanales. Esto ratifica que el fenómeno de desgaste es previo a la Pandemia, pero se vio potenciado por esta.

-Que es reconocido, entre los profesionales de toda la región, las altas exigencias laborales que representa el trabajo en la Guardia Externa del Hospital Pintos y esto representa una traba efectiva a la hora de sumar nuevos profesionales médicos.

-Que esta problemática se presenta como recurrente y actualmente insume un gran tiempo de gestión por parte de las autoridades del Hospital y de la Secretaría de Salud, a los fines que la guardia no quede descubierta en el marco de la emergencia por la pandemia

-Que, a pesar de estos esfuerzos, de igual modo es frecuente que suceda que 1 solo profesional se encuentre a cargo de todas las tareas de la Guardia arriba enumeradas. Esto implica no solo un desgaste inusitado sino también una merma en la calidad de asistencia que requiere la población, con una demanda creciente sobre los servicios de la Guardia Externa.

-Que las perspectivas y construcciones subjetivas de las nuevas generaciones de Médicos no contemplan, en la gran mayoría de los casos, su desarrollo laboral en los Servicios de Emergencia por todo lo antes enunciado, profundizando la crisis de RRHH. Esta situación demanda la implementación de políticas públicas potentes, que permitan resolver esta problemática en el mediano plazo.

-Queremos recordar que, con las últimas 4 renuncias en el plazo de un mes, tenemos varios turnos que cuentan con 1 solo médico asignado e incluso 2 turnos de 12 hs NO TIENEN NIGÚN MEDICO ASIGNADO como titular de esos turnos.

Se vuelve cada vez más difícil cubrir todos estos huecos con una plantilla de guardia agotada y diezmada. Esta estrategia no es sustentable a largo plazo.

Consideraciones y propuestas

Sobre el plantel de médicos propusieron “establecer claramente que el plantel básico de Guardia de Emergencias, en las condiciones actuales, debe ser de 3 médicos por turno. Hablamos en este caso del plantel mínimo, el plantel ideal sería de 4 profesionales por turno. Esta situación no era extraña 10 años atrás, con mucha menos demanda y fuera del contexto de Pandemia”.

Consideraron también que sería importante avanzar hacia un esquema de Guardia de Emergencia más moderno y acorde a una demanda creciente, con profesionales asignados a UNA SOLA tarea y tipo “servicio cerrado”. Por ejemplo: 1 médico para el Servicio Prehospitalario (Ambulancia SAME), 1 médico para el Shock Room y 2 médicos para la Guardia Externa».

«En la presente situación de emergencia comprendemos que, con el actual plantel de profesionales y con la posibilidad certera de que se reduzca aún más, no podemos garantizar el Servicio Prehospitalario (Ambulancia SAME)”. 

En el caso de que quede 1 solo médico a cargo de toda la guardia: “Se deberá realizar la comunicación a la comunidad de la situación de excepcionalidad, tanto por medios institucionales como por comunicaciones de los profesionales para que se conozca las limitaciones del servicio prestado y de que esto no representa una decisión del profesional. Se deberá contratar un servicio de Ambulancia externo por convenio para garantizar a la población la correcta atención prehospitalaria sin que esto represente un desmedro a la atención en guardia. Se buscará resolver la atención en el Shock Room en el horario diurno, ya sea con modalidades de guardias pasivas ante emergencia o con colaboración por parte de otros servicios. Se acordará una bonificación específica para el médico que esté obligado a realizar su guardia solo”, precisaron.

Sobre las condiciones de trabajo, plantearon que es necesario avanzar en instaurar, en el mediano plazo, un sistema de Triage para jerarquizar la asistencia de la emergencia, reduciendo los tiempos de espera y derivando los códigos verdes a otros dispositivos asistenciales destinados a tal fin (Consultorios de demanda espontánea, CAPS, consultorios externos, etc). 

Es importante que la población tenga la posibilidad de ser asistida y no que solo se la expulse de la guardia porque “no es una urgencia”. Contar con un plantel de enfermería acorde a las necesidades, en algunos casos tenemos solo 1 enfermero por turno. 

Es imprescindible reorganizar las tareas médicas de la guardia, sumando médicos para tareas específicas como la atención del Shock Room, el servicio de Ambulancia SAME o Consultorios de demanda espontánea. Articular con el Primer Nivel de Atención para optimizar el sistema de referencia/contrareferencia y trabajar para que la población pueda ser asistida oportunamente en los dispositivos planificados para cada necesidad de salud. Cuando un paciente va a la guardia porque no tiene turno en el CAPS o porque el CAPS está sin médico es, ante todo, una falla del sistema de salud que necesitamos subsanar.

También afirmaron que «se deberá resolver, en carácter de urgente, los pedidos de recategorización de los profesionales pertenecientes a estas áreas críticas, a los fines de fidelizar su pertenencia al sistema».

Sobre las remuneraciones, evaluaron que “se debe contar con valores de Guardia ‘a destajo’, acordes a las exigencias que presenta la Guardia del Hospital Pintos con el propósito de atraer a profesionales de la región. ESTAMOS CONVENCIDOS QUE LOS PRINCIPALES PROBLEMAS DERIVAN DE UNA FORMA DE TRABAJO QUE LLEVAN A UN CONTINUO DESGASTE Y A UN ESCENARIO DE DESBORDE CONSTANTE, pero es fundamental que la cuestión económica sea una herramienta para atraer colegas de la ciudad y la región, remunerándose de manera diferenciada respecto de otras actividades asistenciales. Se debe indexar los montos mensualmente según acuerdo paritario y sin retrasos, como viene ocurriendo hasta ahora».

Asimismo:

-Es necesario jerarquizar salarialmente las guardias de fin de semana y feriados en el marco de cumplimiento de contratos. Considerar la nocturnidad.

-Se debe jerarquizar salarialmente a los médicos con cargo en el Servicio de Emergencia con el fin de incentivar la permanencia en el servicio y tratar de evitar las renuncias recurrentes», opinaron.

Y propusieron que «con el objetivo de evitar la brecha que implica el pago a destajo con el pago por nombramiento se presentan varias propuestas que pueden complementarse»:

-Se reevaluará el valor del plus por guardia atándolo al valor de guardia de 24 hs de fin de semana e indexándolo según el valor de la misma. 

-Se incorporará a los médicos de Emergencia en la bonificación acordada con COCEBA por prestaciones.

-Se evaluará una bonificación que implique la cobertura de gastos correspondientes a Cuota de Colegiación y aportes previsionales a la Caja de Previsión y Seguro Médico de la Provincia de Buenos Aires. Esto puede efectivizarse a través de convenios con dichos organismos.

Por todo lo expuesto, desde CICOP Azul esperan a la brevedad poder consolidar espacios que encuentren respuestas a la crítica situación descripta.

NO HAY SALUD PÚBLICA CON SUS TRABAJADORES SIN DERECHOS

Categorías:Gremiales

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s