Entidades

Vacunas: VIH y Covid-19, dos pandemias y dos escenarios

/FEMECON/



En el marco del webinario “Las vacunas contra la Covid-19 llegaron en tiempo récord. ¿Por qué aún no tenemos vacunas contra el VIH? especialistas compararon la rápida llegada de las vacunas contra la Covid-19 con las del VIH, que aún no encuentra respuestas satisfactorias. El encuentro aportó miradas a partir de los retos científicos, políticos, económicos y sociales para enfrentar las pandemias.

En este sentido, Omar Sued, Asesor Regional de tratamientos y cuidados para el VIH de la Organización Panamericana de la Salud manifestó que “la cura del VIH sigue siendo un camino cuesta arriba” y resaltó que “en Latinoamérica la situación es bastante frustrante con una reducción de mortalidad mucho menor que en el resto del mundo”.“Hay una frustración, desde 1989 se viene diciendo que vamos a tener una vacuna para el VIH en diez años y no llega”. Claudia Vargas, directora en Fundación Ifarma, se refirió por su parte a las diferencias en las características de ambos virus y señaló que “el VIH tiene unos mecanismos de infección bastante particulares que son distintos a los del Covid-19” y agregó que “la capacidad de mutación del VIH es mil veces mayor que la del Coronavirus y la capacidad de evasión del sistema inmune, que es en la que se basa la lógica de las vacunas es mucho mayor en el VIH”. Vargas describió que “desde 1998 hay ensayos vacunales para el VIH sin éxito, la más cercana en el 2003, arrojó una efectividad del 31 por ciento” y enfatizó que “aún no tenemos vacunas efectivas para prevenir el virus”.

El tema de la inversión es crucial: mientras que para la Covid-19 se destinaron miles de millones de dólares en tiempo récord debido al impacto que tuvo la pandemia que obligó a los gobiernos a inyectar mucho recurso público como primera respuesta masiva para lograr una vacuna, para el VIH hasta mayo de este año se registran 128 candidatos a vacunas en fase pre-clínica y 150 en fase clínica de investigación. “No hay intervención de salud pública más importante que las vacunas después del agua potable” subrayó Omar Sued y advirtió que “las vacunas son fundamentales para eliminar el VIH”. “Aún cuando hoy tenemos buenas herramientas de diagnóstico, intervenciones preventivas eficaces, tratamiento seguro y potente, no tenemos cura”, resumió. 



 Para el experto y representante de la OPS el camino para llegar a un candidato vacunal que pueda dar respuesta es necesario financiamiento, coordinación global, nuevos diseños e innovaciones, compromiso político, participación de las comunidades y pensar desde el inicio cómo hacerlas accesibles. “Mientras tanto, la estrategia es expandir el testeo, ampliar acceso al PrEP (Profilaxis de Pre Exposición) optimizar los tratamientos y reducir las muertes”, agregó.

Omar Sued sostuvo además que la voluntad de lograr una vacuna tiene que estar acompañada por una respuesta global que otorgue más financiamiento. “Por año se invierte menos de 300 millones de dólares en vacunas de VIH, cuando en un solo año se invirtieron 50 billones para las vacunas de COVID”, indicó. Desde que comenzó la pandemia de SIDA el número de muertes asciende a 36 millones de personas y según datos de ONUSIDA entre 79 y 80 millones de personas fueron expuestas al virus del VIH. Los datos contrastan con el SarsCov2: 524 millones de personas se expusieron al COVID-19 generando una mortalidad de alrededor de casi 7 millones de personas.

Los expositores dejaron en claro que los desafíos, además de lograr una vacuna eficaz y accesible, involucran la propiedad intelectual, el acceso equitativo a las tecnologías disponibles así como el acceso a la producción y a los tratamientos. “Hay limitaciones biológicas muy grandes para la cura del VIH; se está buscando la cura, pero lamentablemente no es tan rápido el avance como quisiéramos” recalcó Omar Sued e insistió: “Soy un convencido de que la PrEP es una estrategia infrautilizada, no es un tratamiento sino una forma de prevención que tendría que estar disponible en las farmacias y enfermerías y. no se necesita un monitoreo médico”. “Falta un compromiso político con la eliminación del VIH” resumió Sued y concluyó: “Necesitamos herramientas para llegar a un punto de equilibrio, tenemos la ciencia de nuestro lado”.  Por María José Ralli

Categorías:Entidades

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s