Sector Público

Santiago del Estero firmó convenio de adhesión a la Ley 1000 Días

/Ministerio de Salud de la Nación/


En un encuentro, que contó con la presencia del gobernador Gerardo Zamora, la provincia reafirmó su compromiso para la implementación de la ley que promueve el cuidado integral de la salud de las personas gestantes y de niñas y niños.

Una delegación del Ministerio de Salud de la Nación, encabezada por la secretaria de Acceso, Sandra Tirado, se reunió con el gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora y con la ministra de Salud local, Natividad Nassif, para celebrar la firma del convenio de adhesión a Ley 1000 días que garantiza el acompañamiento, protección y cuidado de manera integral de la salud y la vida de las personas gestantes y de las niñas y niños en los primeros tres años de vida.

La Ley 27.611 contempla políticas de ingresos, identidad y salud, y tiene como población objetivo alrededor de 600 mil personas gestantes y 1,8 millones de niñas y niños. Además, promueve una crianza compartida en la cual la responsabilidad por los cuidados de las infancias sea familiar, comunitaria y de las instituciones del Estado.

“La presencia del gobernador, vicegobernador y ministros del gabinete provincial demuestra un compromiso político e institucional asumido para la implementación de la Ley 1000 días en Santiago del Estero”, sostuvo Tirado durante la apertura.

Luego funcionaria destacó que “la implementación de leyes de protección y cuidado integral de la salud necesita un Estado nacional, provincial y municipal presente, y trabajando de manera articulada para llegar a la población. El desafío está hoy en acordar líneas de acción entre todos los integrantes de la Unidad Coordinadora, respetar el trabajo ya realizado por los equipos jurisdiccionales y celebrar logros y avances en los distintos indicadores locales”, finalizó Tirado.

En el mismo sentido, el gobernador Zamora agradeció el acompañamiento del Estado Nacional durante la pandemia y particularmente durante la campaña de vacunación por COVID-19 y también celebró la adhesión al convenio interministerial que “será una posibilidad para trabajar con programas locales complementarios para la promoción del cuidado integral de salud”.

Por su parte, la ministra de Salud local destacó que “la firma del convenio es el resultado de un verdadero proceso de articulación intersectorial”, y respecto del fortalecimiento de acciones sanitarias que promueve la ley aseguró que «la provincia continuará trabajando en red y comprometida en materia de cuidados y crianza durante el embarazo y la primera infancia».

En ese sentido, refirió que implementar hoy una política pública semejante se trata de un desafío permanente que implica generar estrategias sanitarias innovadoras para poder hacer efectiva la accesibilidad a los distintos efectores provinciales. “El plan 1000 Días permitirá llegar de manera complementaria con el programa 1700 días que, desde 2018, se está implementado fundamentalmente en el interior de la provincia”, agregó Nassif.

El acto contó con la participación del vicegobernador, Carlos Silva Neder; la intendenta de la ciudad de Santiago del Estero, Norma Fuentes; el ministro de Gobierno, Marcelo Barbur; el ministro de Desarrollo Social, Ángel Niccolai y la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Matilde O’Mill, entre otras autoridades locales.

Durante la convocatoria, se realizó una presentación de las políticas priorizadas del plan y se analizó el avance provincial en materia de indicadores y la posibilidad de crear un tablero intergubernamental, con mirada territorial, de diversidad y con enfoque por curso de vida.

También se realizaron intercambios entre los presentes sobre ejes fundamentales como cuidado integral, violencia de género, violencia obstétrica, controles prenatales, lactancia, sueño seguro y otros aspectos de la crianza en corresponsabilidad.

Luego, en la segunda parte de la actividad, los equipos territoriales y equipos de salud de los tres niveles participaron de mesas de trabajo para visibilizar las principales problemáticas y los desafíos que propone un abordaje integral sobre ejes como desarrollo infantil, nutrición, lactancia y parto respetado.

Del encuentro participaron la directora de Géneros y Diversidades, Candela Cabrera; la directora Nacional de Atención Primaria y Salud Comunitaria, Adriana Magdaleno; el director Nacional de Abordaje por Curso de Vida, Marcelo Bellone; Juliana Finkelstein, a cargo de la Dirección de Salud Perinatal y Niñez; y la presidenta del Consejo de Administración del Hospital de Pediatría S.A.M.I.C. «Prof. Dr. Juan P. Garrahan, Gabriela Bauer.

Además, estuvieron presentes funcionarios y referentes de los ministerios de Mujeres, Género y Diversidad y de Educación; representantes de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia (SENAF), de la Agencia Nacional de Discapacidad (ANDIS), de la Administración Nacional de la Seguridad Social (ANSES); y del Registro Nacional de las Personas (RENAPER), entre otros integrantes de la Unidad Coordinadora.

Asistieron también por parte de la provincia, el director de Maternidad e Infancia del Ministerio de Salud y Desarrollo Social, Pedro Carrizo; la coordinadora del Plan Nacional de Primera Infancia, Mariana Eberle; representantes de la SENAF, Valeria Sosa; María Teresa Vega y Paula Guzman; referentes regionales de la ANSES, Juana del Carmen Papalardo y Mercedes del Valle Di Risio; y autoridades de universidades y facultades, entre otros.

Ley 1000 Días

La Ley 27.611 de cuidado integral de salud en el embarazo y la primera infancia amplía derechos de seguridad social, identidad de las personas gestantes, y de niñas y niños en sus primeros tres años, impulsando a los tres subsistemas de salud a implementar un modelo que establece prácticas de prevención y protección, contemplando situaciones específicas de mayor vulnerabilidad.
Entre sus diferentes ejes, extiende la Asignación por Embarazo para Protección Social, desde el inicio del embarazo hasta su interrupción o el nacimiento del hijo o de la hija, siempre que no exceda de nueve mensualidades. A su vez, busca asegurar la provisión de medicamentos para cada etapa, con la incorporación de un botiquín adecuado, leche de fórmula de inicio para la persona recién nacida, kits de cunas seguras y equipamiento para fortalecer los servicios de las maternidades y unidades neonatales.

También sostiene la estrategia de Apoyo Alimentario que establece que la provisión de leche y otros alimentos para el crecimiento y desarrollo saludable de las personas gestantes, que amamantan durante los primeros seis meses, y a las niñas y niños entre seis meses y tres años con cobertura exclusiva del subsector público, pasan a ser mediante una transferencia monetaria incorporadas a la Asignación por Embarazo (AE) y Asignación Universal por Hijo (AUH).

Esta propuesta busca simplificar y nominalizar el acceso de esta política pública, ya que la obtención del beneficio es automática y no es necesario realizar ningún trámite para acceder al mismo. Además, fomenta la corresponsabilidad de las familias perceptoras generando empoderamiento y autonomía, aumentando a su vez las posibilidades de los beneficiarios de elegir los alimentos a consumir y facilitando el acceso a una alimentación variada y acorde a las Guías Alimentarias Nacionales.

Categorías:Sector Público

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s