Entidades

Alejandro Schejtman: “El uso de antibióticos sin prescripción médica es un problema de salud pública”

/FEMECON/

Así se refirió Alejandro Schejtman, representante de la Sociedad Argentina de Medicina (SAM), durante un webinar organizado por la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) en conmemoración al Día Nacional del Uso Responsable de Antibióticos. La ineficacia de los antibióticos por la farmacorresistencia es una problemática mundial que conduce a infecciones difíciles de tratar y al aumento de la mortalidad. Causas, consecuencias y posibles soluciones para el uso inapropiado de los antimicrobianos.

El uso de los antibióticos en forma indiscriminada se relaciona con el aumento en el desarrollo de la resistencia bacteriana. La Resistencia a los Antimicrobianos (RAM) es hoy una de las mayores amenazas para la salud mundial y la Organización Mundial de la Salud la ha declarado como una de las 10 principales amenazas de salud pública. En esta línea, Schejtman aseguró que la RAM genera un aumento de mortalidad y la discapacidad prolongando los tiempos de internación y aumentando los costos en salud. “El motivo de que esta problemática sea de preocupación mundial es la dificultad que provoca para tratar las infecciones” precisó e indicó que actualmente existe una limitación en el desarrollo de nuevos antibióticos innovadores y una falta de acceso a antimicrobianos de calidad que afecta a los sistemas de salud de países de todos los niveles de desarrollo.
La resistencia a los antimicrobianos es un fenómeno que aparece generalmente por modificaciones genéticas. “Estos organismos resistentes se encuentran en las personas, los animales, los alimentos, las plantas y el medio ambiente” dijo Schejtman y sostuvo que, por ello, es necesario realizar acciones coordinadas que apunten a la salud animal, a la salud humana y al medio ambiente.Entre los factores asociados al aumento de la RAM, el uso indebido y excesivo de los antimicrobianos es el principal factor que determina la aparición de patógenos farmacorresistentes. “El uso inapropiado se puede dar por uso de antibióticos sin indicación, uso de dosis inadecuadas, uso de tiempo inadecuado y uso de un determinado antibiótico cuando debería ser otro” explicó el representante de la SAM y precisó que esto se puede producir tanto con la prescripción médica como sin prescripción. En este punto, el experto sostuvo que la prevención de las infecciones y las mejoras en la prescripción de antibióticos podrían salvar 37.000 vidas de las infecciones resistentes a los antibióticos en un periodo de 5 años.El uso inapropiado de antibióticos es una problemática multicausal y entre sus causas el experto mencionó al acceso de antibióticos sin prescripción, la falta de análisis de riesgo/beneficio, la cultura y hábitos, las aversiones al riesgo por parte de los profesionales y la presión de pacientes ya que es frecuente que los médicos se sienten obligados a recetar los antibióticos. “Estas causas múltiples sirven para pensar en potenciales intervenciones que no solo estén orientadas a los médicos sino a la población”, manifestó Schejtman.A su vez, del encuentro participó Pablo Scapellato, miembro de la SADI, quien indicó que los gérmenes resistentes y difíciles de tratar no solo se encuentran en la práctica hospitalaria, sino que también es un problema en la medicina de uso ambulatorio. “La mayor parte de los antimicrobianos utilizados en la medicina humana se prescriben en la práctica ambulatoria” precisó el experto y por ello aseguró que es importante abordar la problemática no sólo desde las instituciones sino que se debe profundizar en la medicina ambulatoria. En este punto, Schejtman aportó que “las infecciones respiratorias agudas en el ámbito ambulatorio siguen siendo la categoría clínica para la cual se recetan antibióticos con mayor frecuencia, sin embargo, la mayoría de ellas son causadas por virus para los cuales los antibióticos no tienen ningún papel en el tratamiento”.Esto mismo se observa en el consumo de antibióticos en las consultas pediátricas en modalidad ambulatoria. Gabriela Tapponnier, miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría, explicó que la mayoría de las infecciones en paciente pediátricos ambulatorios son producidas por virus y por ello es fundamental “realizar un diagnóstico correcto y conocer los tiempos de los procesos infecciosos siguiendo las guías clínicas y teniendo en cuenta que hay situaciones en las que no es necesario prescribir un antibiótico en forma inmediata y que se puede revalorar el caso”.
Por último, representando a la SADI, Wanda Cornistein concluyó que “es necesario trabajar en conjunto y llevar educación sobre el uso responsable de los antibióticos a todos los niveles, entendiendo que los antibióticos salvan vidas pero mal usados traen muchas consecuencias”.

Categorías:Entidades

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s