Entidades

Síndrome de Hiperquilomicronemia familiar: el desafío bioquímico de identificar casos en el país

/Difusión Federación Bioquímica de la Provincia de Buenos Aires/


Un proyecto del Observatorio Bioquímico Argentino

El desafío bioquímico de identificar en el país casos de Síndrome de Hiperquilomicronemia familiar y visibilizarlos a través de un observatorio: un inicio

Por Dra. Gabriela Berg *
Para FABAinforma

*• Prof. Asociada de Bioquímica Clínica I. Departamento de Bioquímica Clínica-Facultad de Farmacia y Bioquímica-Universidad de Buenos Aires (UBA).
• Vicedirectora del INFIBIOC (Instituto de Fisiopatología y Bioquímica Clínica-UBA).
• Investigadora Principal del CONICET-Salud, Laboratorio de Lípidos y Aterosclerosis-INFIBIOC-UBA.

La aparición de un suero lechoso, por aumento de quilomicrones, es bastante frecuente en el laboratorio de bioquímica clínica. Muchas veces, la hiperquilomicronemia puede acompañar al debut de una diabetes tipo 1 o a un alcoholismo agudo, siendo en estos casos, secundaria a la patología de base, sin embargo, en otras oportunidades, el suero lechoso aparece como un hallazgo. Si se detecta en niños suele ser incidental pero en pacientes adultos, puede ser consecuencia de la consulta al médico por dolor abdominal recurrente, por la presencia de xantomas eruptivos, por el hallazgo de lipemia retinalis en la consulta oftalmológica, o consecuencia de un episodio de pancreatitis aguda. Cuando se descartan causas secundarias, la hiperquilomicronemia suele deberse a causas genéticas debido a distintas variantes en los genes involucrados en el metabolismo de los quilomicrones, induciendo su acumulación en la circulación plasmática. Esta situación, se encuentra dentro de las Hipertrigliceridemias severas (con triglicéridos plasmáticos superiores a 880 mg/dl) y puede asignarse al Síndrome de Hiperquilomicronemia Familiar (Fenotipo I de la clasificación de Fredrickson) o bien a una Hiperquilomicronemia Multifactorial (Fenotipo I o V de la clasificación de Fredrickson).

Hiperquilomicronemia familiar

En todos los casos, el aumento de quilomicrones en la circulación es consecuencia de un déficit en la acción de la Lipoproteína lipasa (LPL), enzima que hidroliza los triglicéridos del quilomicrón y también de las lipoproteínas de muy baja densidad (VLDL). En el síndrome de hiperquilomicronemia familiar, la causa más común es la presencia de variantes con pérdida de función en el gen de LPL (responsable del 80-90% de los casos) y en menor proporción puede ser consecuencia de variantes en uno o más genes que intervienen en la regulación positiva de la enzima, las apoproteínas CII y AV, la proteína encargada de unir LPL al endotelio capilar (GPIHBP1) y factor de maduración de lipasa (LMF1). En estos casos, lo que se observa es aumento de triglicéridos a expensas exclusivamente de quilomicrones.

Hiperquilomicronemia multifactorial

La hiperquilomicronemia multifactorial es un trastorno mucho más frecuente que la familiar, que incluye alteraciones genéticas, epigenéticas y ambientales y los pacientes pueden tener una combinación heterocigota de variantes de pérdida de función u otras variantes frecuentes en genes que aumentan los triglicéridos, produciendo hipertrigliceridemia grave (oligogénica o poligénica). El fenotipo puede ser similar al del síndrome de hiperquilomicronemia familiar, pero la hiperquilomicronemia suele ser transitoria, los eventos de pancreatitis menos frecuentes y el aumento triglicéridos puede deberse no solo a la presencia de quilomicrones, sino también de VLDL, además los pacientes suelen responder a las terapias disponibles para reducir los triglicéridos.

Los triglicéridos plasmáticos no son útiles para diferenciar la forma multifactorial de la hiperquilomicronemia familiar, ya que en ambos casos pueden encontrarse extremadamente altos y acompañados de niveles muy disminuidos de colesterol-HDL. Desde el laboratorio, puede orientarse hacia la forma poligénica cuando se detectan niveles más elevados de colesterol total respecto a los pacientes con hiperquilomicronemia familiar, ya que las VLDL contienen mucho más colesterol que los quilomicrones. Teniendo en cuenta que apoB100 es una proteína estructural de las VLDL y LDL, pero no de los quilomicrones (que tienen apoB48), la medida de apoB100 puede diferenciar entre hiperquilomicronemia familiar y otras hipertrigliceridemias graves.

El desafío del llegar a un diagnóstico

El diagnóstico de hiperquilomicronemia familiar es un verdadero reto, hay estudios que describen que los pacientes llegan a consultar en promedio a 5 especialistas distintos antes de obtener el diagnóstico definitivo. Se sospecha la presencia de esta patología con detección de hipertrigliceridemia severa, especialmente si no es secundaria a una causa identificable o si se acompaña de pancreatitis aguda, inclusive recurrentes. Es importante tener en cuenta la elevación marcada de triglicéridos, que puede interferir e inducir a subestimación de los niveles de amilasa. Por lo que niveles normales de amilasa no excluyen el diagnóstico de pancreatitis aguda en este contexto. Cabe destacar que la calidad de vida de estos pacientes está lejos de ser buena, la dieta indicada es muy difícil de sobrellevar, y las internaciones recurrentes empeoran el cuadro. Actualmente existen nuevas alternativas de tratamiento que pueden beneficiar a los pacientes portadores.

En nuestro país no hay registro de la prevalencia de estas patologías raras, que se encuentran subestimadas. El laboratorio de bioquímica clínica es un actor fundamental en la identificación de estas alteraciones, ya que muchas veces somos los bioquímicos los primeros en detectar la presencia de un suero lechoso, producto de la hiperquilomicronemia de los pacientes. La participación activa de los laboratorios de bioquímica clínica en la identificación de sueros lechosos y perfiles lipídicos alterados pondrá en valor el rol del bioquímico en el equipo de salud. A través del Observatorio Bioquímico Argentino, producto de la integración entre la Fundación Bioquímica Argentina y la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires, convocamos a todos quienes quieran participar con el registro de estos casos, en pos de conocer su prevalencia en nuestro país.

En los próximos días los laboratorios que deseen participar en alguno de los proyectos del OBSERVATORIO BIOQUÍMICO ARGENTINO podrán inscribirse en la página WEB de la Fundación Bioquímica Argentina (https://www.fba.org.ar/), mediante mecanismos que se indicarán.

Categorías:Entidades

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s