Universidad

Acuerdo entre la UNLP y la Provincia para desarrollar un medicamento para la interrupción voluntaria del embarazo

/Difusión UNLP/


La Universidad Nacional de La Plata firmó hoy un convenio específico de colaboración con el ministerio de Salud bonaerense para el desarrollo, registro y transferencia del medicamento Mifepristona, un fármaco seguro, eficaz y de bajo costo, recomendado por la Organización Mundial de la Salud para la atención de abortos con medicamentos.

Cabe destacar que la efectivización de este acuerdo perimirá alcanzar el desarrollo y la producción pública de un medicamento que aún no existe en el país. Por ello, representa un avance sustancial en términos de política pública en salud integral y soberana.

La UNLP firmó el convenio con la dirección Provincial del Instituto Biológico Dr. Tomás Perón  (IB). Del acto participaron el presidente de la Universidad, Martín López Armengol, el vicepresidente Académico, Fernando Tauber, la vicepresidenta Institucional, Andrea Varela; y el titular de la cartera de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak. También estuvo presente la ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Estela Díaz; la secretaria de Derechos Humanos y Políticas para la Igualdad de la UNLP, Verónica Cruz; el secretario de Extensión Universitaria, Sebastián Palma; el secretario de Ciencia y Técnica, Nicolás Rendtorff; el decano de Ciencias Exactas, Mauricio Erben; Arturo Hoya, a cargo de la Unidad de Producción de Medicamentos; y otras autoridades de la comunidad universitaria.

Para el presidente López Armengol, “la nuestra es una universidad con una fuerte impronta social, por eso tenemos que estar atentos a las necesidades de la comunidad y a sus demandas para transformarlas en acciones concretas.” Y agregó: “tenemos el compromiso y la responsabilidad de transferir nuestro conocimiento y potenciarlo para plasmarlo en políticas públicas que sirvan para dar respuesta a las problemáticas más urgentes de la Argentina. Este convenio que hoy estamos firmando va precisamente es ese sentido”.

Por su parte, el vicepresidente Tauber destacó que “el desarrollo de este fármaco reafirma el rol social que tiene nuestra Universidad Pública; nosotros somos la esperanza de la sociedad; la forma de construir soberanía es a partir del conocimiento, por eso estamos obligados a ser una pieza fundamental para el desarrollo nacional no sólo de medicamentos, también de alimentos, de energías, y de todo aquello que la sociedad demande con urgencia”.

A su turno, Kreplak dijo: “Estamos ante un momento histórico. Este convenio es el resultado del trabajo articulado con la Universidad que siempre acompañó nuestras políticas públicas. La producción pública de medicamentos es estratégica para el Estado, por eso debemos trabajar para fortalecerla y potenciarla”.

La vicepresidenta Institucional de la UNLP también celebró la firma del acuerdo: “refleja el compromiso de la Universidad con las necesidades de la sociedad; la UNLP tiene la capacidad de poner todos sus saberes al servicio de la ciudadanía, en este caso en particular, en favor de las mujeres que son las que ponen el cuerpo. El acceso al medicamento tiene que ser un bien social porque es un derecho adquirido”, dijo Andrea Varela.

Sobre los alcances del documento rubricado entre la Universidad y la Provincia, el decano de Ciencias Exactas detalló que “la UNLP, a través de la Unidad de Producción de Medicamentos se encargará del desarrollo galénico, es decir la mejor forma de dispensa del medicamento, y también evaluará la estabilidad de la droga con la idea de transferir ese conocimiento para la producción pública en el Instituto Biológico Tomás Perón”.

“La Mifepristona está incluida por la OMS en el listado de los denominados medicamentos esenciales, cuya provisión debería ser garantizada por todos los países. Se trata de fármacos seguros, eficaces, de bajo costo; como este medicamento aún no está en la Argentina entendemos que es un aporte muy importante para seguir aumentando derechos a la salud, para nuestra soberanía y el acceso a los mismos como bien social”, dijo Erben.

Antecedentes

En enero de 2021 entró en vigencia la Ley Nacional N° 27.610 que ratifica el derecho al acceso a servicios de interrupción voluntaria del embarazo de manera segura, y obliga a las distintas jurisdicciones estatales a proporcionar atención del aborto integral en concordancia con los protocolos recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El método recomendado (gold standard) por la OMS y otras asociaciones científicas para atender abortos con medicamentos de manera segura e integral consiste en la utilización de la combinación de dos drogas: Misoprostol y Mifepristona. Ambas drogas son fármacos seguros, eficaces y de bajo costo que se convirtieron en el método recomendado por el máximo organismo sanitario para la atención del aborto con medicamentos.

Está demostrado científicamente que esta combinación aumenta la eficacia de los abortos. El uso simultáneo de Mifepristona y Misoprostol (“combipack”) reporta tasas de aborto exitosas de hasta 98%, en comparación al uso único de Misoprostol, en donde la variable de eficacia se alza entre 80% y 85%. Asimismo, la utilización conjunta de las drogas reduce la dosis necesaria de Misoprostol de 12 comprimidos de 200 mg a 4 comprimidos de 200 mg, por tratamiento.

A los fines de garantizar la calidad de atención médica y un mejor acceso a la salud sexual, reproductiva y no reproductiva de la población, el convenio busca actualizar las directrices en concordancia con las disposiciones de la Ley Nacional N° 27.610, para alinearlas de acuerdo a las pautas adoptadas por la OMS.

Desde Salud de la Provincia indicaron que para poder garantizar el acceso al aborto en todo el territorio provincial, con una política que promueva la reducción de inequidades territoriales, desde diciembre de 2019 se incorporaron 298 nuevos centros de salud y hospitales (municipales, provinciales y nacionales) a la Red de Acceso al Aborto de la Provincia de Buenos Aires, alcanzando a diciembre de 2021 un total de 494 establecimientos públicos distribuidos en 130 municipios. En marzo del año 2020 se implementó el primer Registro de Prácticas de Interrupción Legal del Embarazo y Uso de Misoprosotol, lo que permitió registrar en los años 2020 y 2021 un total de 47.477 prácticas de aborto; 14.330 se registraron durante el año 2020 y 33.147 en el 2021, lo que indica que en el primer año de implementación de la Ley 27.610 se duplicó el acceso al aborto registrado con un aumento del 131%.

Este dato de abortos registrados presenta un porcentaje de subregistro aún no estimado, ya que el Registro se encuentra en el inicio del tercer año de su implementación. Por otra parte, según las experiencias internacionales luego de la promulgación de leyes que garantizan el acceso a un aborto legal y seguro en el sistema de salud, los abortos dentro del sistema van en aumento hasta alcanzar tasas estables, lo que ubica a la provincia en el inicio de una tendencia ascendente en la cantidad de abortos con acceso a prácticas seguras dentro del sistema de salud público provincial.

Detalles del convenio

El objetivo del acuerdo es el desarrollo del medicamento Mifepristona 200 mg -comprimidos de administración oral de liberación inmediata- y su registro ante el Instituto Biológico. En una primera instancia, la realización galénica de las formulaciones del medicamento se llevará a cabo en las instalaciones de la UNLP para que en una segunda se pueda transferir la realización galénica para su posterior registro.

También intervendrán en el desarrollo del convenio la Secretaría de Extensión Universitaria, y la Unidad Productora de Medicamentos, denominada en adelante “UPM”, dependientes de la Facultad de Ciencias Exactas de la UNLP.

El Ministerio de Salud delega las gestiones del convenio y su ejecución en el Instituto Biológico.

De acuerdo a la letra del convenio, la UNLP se compromete a través de la UPM a:

1. Realizar el desarrollo galénico y analítico incluidos los respectivos estudios de estabilidad del medicamento.

2. Llevar a cabo las tareas de investigación, desarrollo e innovación, incluyendo la plena transferencia de conocimientos al IB con el fin de contribuir con la producción pública de medicamentos.

3. Proporcionar los recursos humanos calificados y capacitados, en calidad y cantidad necesaria para el desarrollo de las tareas que se requieran en el marco del presente convenio.

4. Proveer las instalaciones físicas para la ejecución de las acciones a las que se compromete, cuyas condiciones edilicias, de seguridad e higiene correrán baja su exclusiva responsabilidad.

5. Prestar la asistencia técnica y profesional requerida por el IB en la medida de sus propios recursos.

El Ministerio de Salud se compromete a través del IB a:

1. Realizar todas las gestiones necesarias para garantizar la provisión de las materias primas requeridas para la realización galénica de las formulaciones candidatas, y el desarrollo de técnicas analíticas de control. El IB podrá instrumentar dicha provisión mediante la articulación de donaciones de terceros, u otros mecanismos similares, los cuales en ningún caso implicarán erogación económica alguna para la provincia de Buenos Aires.

Categorías:Universidad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s